fbpx

Enmienda a la totalidad a una Ordenanza de Terrazas improvisada y que no resuelve los problemas de vecinos, hosteleros y comerciantes

  • La líder de la oposición, Rita Maestre, ha remarcado que la modificación de la Ordenanza de Terrazas de Almeida no ordena su implantación para garantizar un espacio público de calidad y accesible, que garantice el descanso vecinal, dé seguridad jurídica a la hostelería y equilibre los perjuicios a los comerciantes
  • Más Madrid ha presentado también 53 enmiendas parciales para garantizar que se escuche a vecinos y comerciantes: mesa de trabajo que en seis meses defina las zonas saturadas y la instalación de terrazas en bandas de aparcamiento; menos elementos fijos en las aceras y  nada de estufas ni de gas ni eléctricas
  • Se trata de un proyecto improvisado, sin consenso, con una redacción imprecisa que provocará una interpretación confusa por parte de los distritos y las áreas de gobierno. Tampoco recoge las demandas de todos los actores implicados, incluidos los grupos municipales
Terraza

Madrid,  22 de diciembre de 2021 

La primera fuerza política de la ciudad de Madrid ha presentado una enmienda a la totalidad y 53 enmiendas parciales a la modificación de la Ordenanza de Terrazas y Quioscos de Hostelería y Restauración, ya que es fruto de la improvisación y que no da respuesta a los problemas derivados de la implantación de terrazas en el espacio público en Madrid: no plantea una ordenación y regulación general de las terrazas encaminada a garantizar un espacio público de calidad, que sea totalmente accesible, que garantice el descanso vecinal, que aporte seguridad jurídica a la hostelería y que equilibre los perjuicios que ocasionan a los comercios.

Para la portavoz del grupo municipal de Más Madrid, Rita Maestre, la tramitación de la ordenanza ha sido apresurada, sin tiempo para recoger las principales demandas de los representantes de los comerciantes, ni de los representantes de las asociaciones vecinales, ni de los grupos políticos del Ayuntamiento de Madrid.

“Es necesaria una ordenanza global que regule los desequilibrios generados en muchos barrios de Madrid y que recoja los cambios que se están produciendo en todas las ciudades europeas de reordenación del espacio público para garantizar la convivencia de las vecinas y vecinos, de actividad económica y de la seguridad vial”, ha argumentado la líder de la oposición.

Por eso, en coherencia con lo que el grupo municipal ha planteado en todas las reuniones, ha presentado la enmienda a la totalidad y 53 enmiendas parciales (sobre una ordenanza de 50 artículos, Más Madrid ha enmendado más del 50% de la misma), dirigidas a garantizar que se escuche a vecinos y comerciantes. Son enmiendas para ordenar el espacio público, definiendo criterios claros para instalar las terrazas, de manera que se garantice la accesibilidad. Enmiendas que plantean la autorización de menos elementos permanentes o fijos en la acera (veladores, mesas auxiliares, por ejemplo)

La modificación presentada por el Gobierno de Almeida ahonda en los problemas estructurales de la ordenanza de 2013 y tiene una redacción imprecisa, que redundará en una interpretación confusa, tanto en los distritos como por parte de las Áreas de Gobierno. 

Más Madrid ha insistido desde el inicio del debate de la Ordenanza -cuya retirada ha pedido en repetidas ocasiones- que la premisa básica bajo la que debería partir cualquier proceso de  aprobación de una ordenanza municipal es la búsqueda del máximo consenso, ya que es la mejor garantía de permanencia y seguridad. “Lamentamos profundamente que esta ordenanza no se haya negociado seriamente con los vecinos y comerciantes”, ha apuntado Rita Maestre. 

Principales enmiendas 

1.- ORDENACIÓN DEL ESPACIO PÚBLICO. Más Madrid ha enmendado las condiciones para poder implantar una terraza, ampliando las distancias mínimas a los elementos urbanos y garantizando criterios de accesibilidad. Se plantea una ocupación máxima de m2 de terrazas en cada tramo de calle (tramo entre cruces) que no pueda superar el 15% de la superficie total de la acera en cada uno de los tramos.Y que las terrazas no puedan superar la mitad del ancho de la acera en la que se encuentran. Por ejemplo, en el barrio de Ibiza algunos tramos de calle muy saturados tienen las siguientes ocupaciones de acera: Bulevar Ibiza 41%; Menéndez Pelayo 19%; Narváez 18%. 

2.- REDUCCIÓN DE ELEMENTOS AUTORIZABLES. Sobre todo elementos permanentes o fijos, tipo veladores o mesitas auxiliares, de manera que solo se autoricen en calles, plazas o  espacios abiertos en los que, además de cumplir todas las condiciones presentes en la ordenanza, deberán estar al menos a 10 metros de cualquier edificio residencial y dejar un paso libre de  seis metros.

3.- BANDAS DE APARCAMIENTO. Que en seis meses se regule la instalación de terrazas en bandas de aparcamiento, atendiendo a las demandas de entidades vecinales y de comerciantes. Para ello, se creará una mesa de trabajo  con los grupos políticos y los diferentes sectores afectados, que analizará de manera consensuada las diferentes situaciones de las terrazas instaladas en bandas de aparcamiento y propondrá una ordenación aplicable a los diferentes casos de la ciudad. Debe quedar garantizada la ganancia de espacio para el tránsito peatonal, la limitación del número de terrazas conforme a lo que establezca la definición de las zonas saturadas, la suficiente dotación de plazas de aparcamiento para residentes en cada zona y la no superación de los niveles límite de ruido.

4.- ZONAS SATURADAS. La mesa de trabajo mencionada también abordará la definición de zona saturada de forma consensuada con todos los actores afectados. Se hará análisis de las diferentes zonas saturadas existentes en la ciudad, identificando sus causas, estableciendo indicadores que permitan su categorización y proponiendo medidas tanto preventivas como correctoras.

5.- NO AUTORIZACIÓN DE ELEMENTOS DE CALEFACCIÓN AL EXTERIOR, ni estufas de gas ni calefactores eléctricos. /

Menú