fbpx

Más Madrid asegura que las Ordenanzas Fiscales  de Almeida abandonan la ciudad y solo benefician a los que más tienen 

  • Rita Maestre: “Cuando se ingresa menos se gasta menos. Es vergonzoso que Almeida alardee de haber dejado de ingresar en lo que va de mandato 500 millones de euros”.  
     
  • La líder de la oposición en Madrid ha asegurado que esos 500 millones menos son recursos que no se invierten en limpiar las calles, en mejorar servicios como BiciMAD, construir bibliotecas, escuelas infantiles o polideportivos, ni en destinar ayudas para el alquiler a los jóvenes… 
     
  • El grupo municipal de Más Madrid considera que las medidas presentadas por Almeida dejan claro que solo le interesa beneficiar el bolsillo de los grandes propietarios y los herederos de grandes patrimonios 
Palacio de Cibeles.
Palacio de Cibeles.
Rita Maestre, valoración Ordenanzas Fiscales 2022

Madrid, 22 de octubre de 2021 

“Cuando se ingresa menos se gasta menos. Y es vergonzoso que el alcalde Almeida presuma de haber ingresado 500 millones de euros menos en lo que va de mandato”, ha constatado la líder de la oposición en Madrid, Rita Maestre, tras conocer el proyecto de Ordenanzas Fiscales para el próximo año. Esos 500 millones menos “son recursos que no se usan para limpiar las calles, para construir bibliotecas, polideportivos o escuelas infantiles, es dinero que no se invierte en ayudas para el alquiler de los jóvenes o en ayudas sociales para quienes tuvieron que sufrir las colas del hambre”.  

Para Rita Maestre, quienes más sufren las bajadas de gasto e inversiones públicas son las madrileñas y madrileños que no tienen grandes propiedades y que utilizan los servicios públicos. El alcalde Almeida, ha dicho la portavoz de Más Madrid en el Ayuntamiento, ha dejado muy claro a quien van dirigidas las Ordenanzas Fiscales de 2022, a los grandes propietarios y a los herederos de grandes patrimonios, mostrando una total indiferencia no solo a los por los que menos tienen, sino también por la clase media.  

De nuevo, ha criticado Maestre, estamos ante una forma de hacer política para el bolsillo de los que más tienen, que abandona los servicios públicos y que abandona a la gran mayoría de las vecinas y vecinos de la capital.  Para Más Madrid, las Ordenanzas Fiscales de 2020, negociadas con la extrema derecha, van en contra de toda lógica económica y de justicia social.   

Ante este escenario de caída de ingresos, derivado de la pandemia y en el que la recuperación económica prevé retrasarse hasta 2023, de acuerdo al consenso de expertos económicos, resulta sorprendente continuar con las bajadas de impuestos. Una vez más, Almeida hace justo lo contrario de lo que necesita la ciudadanía, “es el momento de blindar el gasto social, no de recortar su presupuesto”, que será lo que ocurra cuando se presente el Presupuesto para el próximo año.  

Una vez más, pero en el peor de los momentos, los gobiernos del PP de Madrid con sus socios de la extrema derecha ahondan en la desigualdad y el desinterés por el conjunto de la ciudadanía. Han entrado en una competencia fiscal con el resto de las comunidades autónomas y ciudades españolas para hacer de Madrid el epicentro de la libertad para no pagar impuestos. Y lo que necesita Madrid son más políticas de gasto, más gasto social y más inversión, no una bajada regresiva de impuestos que únicamente beneficia a los que más tienen, al tiempo que restan recursos municipales para los que más lo necesitan. 

El grupo municipal de Más Madrid analizará concienzudamente el proyecto de Ordenanzas Fiscales 2022 cuando se lo remita el equipo de Gobierno y planteará enmiendas para garantizar unos niveles de ingresos capaces de responder a las necesidades reales de la ciudad que permitan afrontar una recuperación económica y social.  

Para Más Madrid, la pérdida sangrante de ingresos que está generando esta política fiscal de Almeida pone en riesgo la estabilidad financiera del Ayuntamiento, dejando al mínimo su capacidad recaudatoria, al tiempo que dilapidan el superávit de más de 1.000 millones con el que se cerró el mandato anterior. A esto se suma que este equipo de Gobierno tampoco es capaz de recaudar todo lo que debería, ni siquiera bajando impuestos, porque tiene completamente abandonados los dos organismos encargados de la gestión tributaria, la Agencia Tributaria de Madrid y el Tribunal Económico Administrativo Municipal de Madrid.  

Parece que a Almeida no solo se les está agotando el margen para bajar impuestos, sino también el mantra de buena gestión de la derecha. / 

Menú