fbpx

Más Madrid consigue que el Gobierno de Almeida dé marcha atrás y no recorte las horas de ayuda a domicilio 

  • Tras meses de enmiendas, negociaciones y reuniones, la fuerza mayoritaria de la ciudad ha logrado que la nueva Ordenanza de Ayuda a Domicilio (que se elevará al pleno de Cibeles de este mes para su aprobación definitiva) no reduzca las horas de atención mensual a las personas con mayor grado de dependencia 
  • La concejala Mar Barberán ha subrayado la importancia de un servicio que incluye ayudas como la limpieza de la vivienda, hacer la comida, aseo personal o ingesta de alimentos. Cuando una persona solicita el SAD es porque su situación física, cognitiva o social le impide realizar estas actividades con autonomía  
  • La decisión del gobierno municipal de homogeneizar el baremo y las horas y días del servicio con lo que marca la Comunidad de Madrid, que es mucho más restrictiva en las ayudas, podría haber dejado a más de 80.000 personas dependientes sin hasta 20 horas al mes de atención 
  • Finalmente, el gobierno municipal ha aceptado las enmiendas de Más Madrid, ha reconocido Mar Barberán: no recortará el servicio y cuando una persona mayor pase del servicio municipal al autonómico, mantendrá en todo caso el mayor número de horas y será el Ayuntamiento quien las complemente 
Cuidado de las personas mayores
Mar Barberán servicio ayuda a domicilio

Madrid, 21  junio 2022 

Peleando desde el mes de marzo, alegando, enmendando y, finalmente, convenciendo. Es la oposición útil que ha realizado la primera fuerza política de la ciudad para que el Gobierno de Almeida diera marcha atrás en su intención de rebajar las horas de atención mensual a las personas más dependientes en su nueva Ordenanza de Ayuda a Domicilio. Con el único propósito de que un servicio tan necesario y demandado por las personas mayores no sufriera un deterioro considerable, el grupo municipal de Más Madrid ha conseguido que la prestación de este servicio garantice una atención digna. La concejala Mar Barberán, que ha reconocido la rectificación del gobierno municipal y ha señalado que su grupo votará a favor de la norma en el próximo pleno de Cibeles, ha explicado cómo ha sido el proceso.  

A mediados del pasado mes de marzo comenzó la tramitación de la Ordenanza del Servicio de Ayuda a Domicilio (SAD), cuya actualización era necesaria para mejorar la valoración social de las personas usuarias y facilitarles así el mayor y mejor apoyo posible. Sin embargo, Más Madrid detectó al analizar el documento, que la reforma iba a suponer un recorte en la intensidad del servicio prestado, hasta 20 horas de atención al mes. Una reducción que podría haber llegado a afectar a más de 80.000 personas.  

Mar Barberán ha recordado que cuando una persona solicita la ayuda a domicilio es porque su situación física, cognitiva o social le impide realizar las actividades cotidianas con autonomía en su medio habitual. Y, a mayor pérdida de autonomía, el servicio incluye más cuidados o actividades de apoyo: limpieza de la vivienda, compra, hacer la comida, aseo personal, incluso ayuda en la ingesta de alimentos. Cuanta más puntuación se le asigne a una persona demandante de la ayuda a domicilio, mayor número de horas y días se le conceden por semana.  

Una persona tiene derecho al SAD como servicio preventivo sin tener reconocida la dependencia, con un baremo y unos criterios por los que se le asignan unas horas. Actualmente, el Ayuntamiento presta el SAD desde su solicitud hasta que la Comunidad de Madrid asume la prestación al valorar y reconocer el grado de dependencia a la persona solicitante. Es decir, a las usuarias y usuarios se les concede dicho servicio de ayuda con criterios municipales y unas horas de atención determinadas, que son superiores a las que asigna la Comunidad de Madrid por dependencia (que es la competente en esta materia).  

Cuando la persona obtiene el reconocimiento de dependencia es la Comunidad de Madrid la que asume el servicio y el coste, y la ayuda es mucho más restrictiva: es decir, al pasar a ser usuaria de la Comunidad de Madrid ve reducidas sus horas de atención. Y el gobierno municipal decidió homogeneizar el baremo y la intensidad del servicio en la nueva Ordenanza de Ayuda a Domicilio con lo que marca el gobierno regional para las personas con dependencia.  

Para Mar Barberán, era inconcebible rebajar hasta en 20 horas mensuales esta atención a las personas que tienen mayor pérdida de autonomía o dependencia, “habría supuesto un tremendo impacto en la prestación, en la calidad de vida de las familias y en la autonomía de las personas beneficiarias”. Aunque el Ayuntamiento no puede intervenir en el cambio del baremo u horas que asigna la Comunidad de Madrid por dependencia, sí puede mejorar la atención con recursos y presupuesto municipal.  

Así, Más Madrid propuso que el propio Ayuntamiento contemplara el SAD como complementario al de la Comunidad de Madrid para mantener el número de horas sin rebajarlas por tener el reconocimiento de la dependencia. Finalmente, el Área de Familias, Igualdad y Bienestar Social ha aceptado las enmiendas de Más Madrid: el servicio no se va a recortar y se reconoce la complementariedad de las prestaciones (como ya ocurre en otras ciudades españolas), que será asumida por el Ayuntamiento.  De esta manera, cuando una persona mayor pase del servicio municipal al autonómico, mantendrá en todo caso el mayor número de horas y será el Ayuntamiento quien las complemente. / 

Menú