fbpx

Más Madrid denuncia el “increíble plan menguante de bibliotecas de Almeida” 

  • La concejala Pilar Perea ha detallado cómo han desaparecido del mapa bibliotecas ya proyectadas, en otras no se ha puesto todavía ni un ladrillo y algunas, como San Fermín (edificada ya en un 60% en el mandato anterior) están en obras eternas  
     
  • Se han “evaporado” del mapa las bibliotecas de Barajas, Legazpi y Hortaleza; ni se ha iniciado la construcción de las bibliotecas de Las Tablas, Montecarmelo y Villaverde, cuyos concursos se adjudicaron en marzo de 2019; y nada se sabe de la de Prado, 30 
     
  • Para Más Madrid, Almeida no tiene plan para las bibliotecas ni le importan. En realidad no le importa nada de la cultura que no tenga que ver con concesiones a amigos  
Pilar Perea sobre las bibliotecas menguantes de Almeida

Madrid, 19 de octubre de 2021 

“Durante el actual mandato municipal estamos asistiendo perplejas y preocupadas a lo que desde Más Madrid llamamos ‘el increíble plan menguante de bibliotecas de Almeida’, que se resume en la desaparición del mapa de equipamientos que ya estaban proyectados y en un retraso de años en la construcción de otros”. Así de contundente ha denunciado hoy la concejala de la fuerza mayoritaria en la ciudad Pilar Perea la situación en la que ha sumido el PP a las bibliotecas municipales, sobre las que ha pedido explicaciones en la Comisión de Cultura y Deportes.  

Pilar Perea ha detallado cómo el Gobierno de Almeida ha ido retrasando aperturas, ampliaciones y la construcción de muchos de estos espacios culturales, muy necesarios para los distritos, y cómo otros directamente se han volatizado sin explicación alguna:  

Así, la ampliación de la biblioteca musical de Conde Duque ha pasado de los 1.900m2 proyectados en el mandato anterior, a 40 metros cuadrados en el torreón. Y por el camino se ha quedado sin espacio la colección de instrumentos antiguos, que iba a ir justo en los casi 2.000 metros cuadrados que Levy ha destinado a oficinas en Conde Duque, ha señalado la concejala del grupo municipal de Más Madrid. 

Se han “evaporado” del mapa las bibliotecas de Barajas, Moncloa, Legazpi y Hortaleza, “que dejamos en el anterior mandato con las bases para el concurso ya redactadas, contando con la participación de los vecinos y vecinas y de los propios bibliotecarios. Y en marzo de 2019 se adjudicaron los concursos de los proyectos para las bibliotecas de Las Tablas, Montecarmelo y Villaverde, cuya construcción ni ha comenzado, por lo que no estarán operativas ni en 2023.  

En el Pleno del Ayuntamiento de marzo de 2021 se aprobó la biblioteca para Prado, 30, de la que no se ha vuelto a saber nada. Sobre la biblioteca de Moncloa que el PP anuncio en Arguelles o en las inmediaciones del Parque del Oeste, el Área de Obras ha reconocido que no se hará porque no dispone de parcela en ese ámbito. Siguen en obras “eternas” la biblioteca de Usera – San Fermín y la reforma de la José Saramago de Fuencarral-El Pardo. 

Pilar Perea también ha criticado que el Gobierno de Almeida desoiga históricas reivindicaciones vecinales, como la nueva biblioteca en Latina -en el solar de la antigua piscina Miami-, en Ciudad Lineal -solar de la calle Canal de Panamá- o en el antiguo Colegio Arroyo Fresno, en Fuencarral-El Pardo. 

Para Más Madrid, al alcalde Almeida no le importan nada las bibliotecas ni nada relacionado con la cultura que no tenga que ver con concesiones a amigos y a privados.  

Comparativa planes estratégicos de bibliotecas mandato anterior y mandato actual  

En el Plan Estratégico de Cultura 2017-2020, ha recordado la concejala de Más Madrid,  había un punto específico sobre las bibliotecas: La infraestructura como soporte de la política cultural, que incluía el diseño de nuevas bibliotecas con procesos participativos; construcción con criterios de integración, continuidad urbana, accesibilidad y sostenibilidad y la readaptación de algunas bibliotecas con problemas arquitectónicos.  

Sin embargo, en el plan del PP 2021-2023 solo se habla en un párrafo: “vecindario a favor de la construcción de nuevas bibliotecas”. Pero nada más. No hay plan de construcción de bibliotecas en su plan estratégico.  

Para Más Madrid, esto es una buena muestra de que al alcalde Almeida no le importan nada las bibliotecas ni nada relacionado con la cultura que no tenga que ver con concesiones a amigos y a privados. 

En el mandato anterior se inauguró la biblioteca María Lejárraga de Hortaleza; se inició la construcción de la de San Fermín, dejándola avanzada en un 60% y a la que todavía le quedan al menos meses para su entrada en funcionamiento; se incluyó una biblioteca en las obras de rehabilitación del Mercado de Frutas de Legazpi, se adjudicaron los proyectos de las bibliotecas de Las Tablas, Montecarmelo y Villaverde; salieron los concursos de ideas para la redacción del proyecto de las bibliotecas de Barajas, Hortaleza y Villa de Vallecas. Y todas, con su correspondiente dotación presupuestaria.  

También se dejó listo el proyecto de reforma y adecuación de espacios en el edificio de Conde Duque: 1.670 metros cuadrados para ampliar la biblioteca musical, auditorio, cabinas de ensayo y oficinas, así como 370 metros cuadrados para ampliar la Biblioteca Digital. 

Por el contrario, el Ayuntamiento ha informó en septiembre pasado que sus actuaciones en materia de bibliotecas se reducen a la construcción de cinco bibliotecas (las tres ya proyectadas en el pasado mandato en Villaverde y Fuencarral) y dos nuevas en Carabanchel y Villa de Vallecas. Todas ellas tienen previsto el inicio de su construcción entre febrero y julio de 2022, por lo que no se llegará a poner en funcionamiento ninguna de ellas en el presente mandato, ha concluido Pilar Perea. / 

Menú