fbpx

Más Madrid denuncia el mal estado de las fuentes de Madrid y reclama que se tomen medidas urgentes

El grupo municipal ha revelado que entre un 10 y un 12% de las fuentes de Madrid permanecen inoperativas actualmente en nuestra ciudad 

  • “No podemos entender la falta de previsión y la mala gestión del gobierno que en el mes de junio tiene más de 200 fuentes cerradas por diferentes motivos” ha denunciado la concejala Esther Gómez, que ha recordado que este fin de semana se alcanzarán temperaturas cercanas a los 40 grados 
  • El 26% de las fuentes de Villaverde o Arganzuela, no funcionan 

Madrid, 10 de junio de 2022

El grupo municipal de Más Madrid ha denunciado la “desidia y mala gestión” del gobierno municipal que hace que afrontemos una ola de calor con más del 10% de las fuentes de la ciudad estropeadas. 

“Llevamos semanas de mucho calor y ahora viene otra ola y sin embargo el gobierno municipal tampoco se preocupa de esto y tiene las fuentes absolutamente abandonadas” ha denunciado la concejala Esther Gómez. 

Según el portal de datos abiertos del Ayuntamiento de Madrid, con fecha de 28 de abril, había en la ciudad 2.002 fuentes de agua potable de las que 196 no funcionan, es decir, un 10%. Recientemente el gobierno de Almeida, según datos proporcionados a medios de comunicación, ha elevado este número a 243. Es decir, el 12% de las fuentes de Madrid no funcionan, por lo que podemos decir que no solo no se han tomado medidas para solucionar este asunto, sino que la situación es a día de hoy peor que hace un mes y medio.  

Además, esta problemática no es homogénea en la ciudad. Algunos distritos están bastante peor que la media, como Villaverde o Arganzuela, donde un 26% de las fuentes no funcionan; seguidas de Moratalaz y Vicálvaro, con un 17%. En cambio, hay otros distritos casi todas las fuentes están en buen estado, como Centro, donde no funciona un 4%, o Salamanca, con un 5% fuera de servicio.  

Gómez ha destacado que “hacía años que no se alcanzaba un porcentaje tan alto de fuentes fuera de servicio” y ha criticado la falta de iniciativa del gobierno Almeida hasta “para solucionar lo más elemental”.

 “Las fuentes públicas son vitales, sobre todo, en verano. Y más con el cambio climático. Tenemos que poner más fuentes y que funcionen” ha afirmado Gómez.

Gómez también ha recordado que en 2015, cuando llegó Carmena al ayuntamiento, no funcionaba casi ninguna fuente en Madrid. Tan solo una de cada tres estaba en servicio. Había 1.488 fuentes y solo funcionaban 457. Por ello se puso en marcha un plan para recuperar fuentes, y un contrato marco que preveía la instalación de 284 fuentes. 

Más Madrid también ha recordado que durante la pandemia, el Ayuntamiento cerró las fuentes y Madrid fue una de las últimas grandes ciudades en abrirlas al público de nuevo, una muestra más del poco valor que este gobierno da a las fuentes de la ciudad y a uno de los elementos más valorados por la ciudadanía: el agua de Madrid.  

Menú