Más Madrid enmienda toda la Ordenanza de Movilidad y presenta 53 parciales comprometidas realmente con el medio ambiente y la salud

  • La portavoz de la primera fuerza política de la ciudad, Rita Maestre, ha criticado que el Gobierno municipal solo ha aceptado un 5% de las enmiendas a las más de 7.688 alegaciones presentadas, cuando en 2018 se aceptaron un 25% de las 1.057 planteadas
  • La gran cantidad de alegaciones presentadas demuestra que es una norma que cuenta con un elevado rechazo. Y cuenta con el agravante de que Almeida la ha tramitado en pleno agosto, dificultando la participación y el trabajo de los grupos municipales
  • La ZBEDEP de Plaza Elíptica de Almeida es una estafa, un truco que va a desplazar la contaminación de una calle a otra. La propuesta de Más Madrid es crear una zona con el triple de superficie, 210 hectáreas en vez de 60, y centrarla en la A-42, entre la M-30 y la M-40, para evitar rodeos por la zona y promover eficazmente el trasvase modal

Madrid, 2 de septiembre de 2021

Una enmienda a la totalidad y 53 parciales que buscan un cambio de modelo en la movilidad de la ciudad en línea con las grandes capitales europeas y que suponen un compromiso real con la calidad del aire y la salud de la ciudadanía. Es el propósito de la primera fuerza política de la capital, que hoy ha presentado sus enmiendas a la regresiva Ordenanza de Movilidad de Almeida. La portavoz del grupo municipal de Más Madrid, Rita Maestre, y la concejala Esther Gómez, han explicado las enmiendas y han insistido en que es imprescindible “no dar ni un paso atrás” en materia medioambiental y de salud. 

Rita Maestre ha criticado que la nueva norma que el Gobierno municipal llevará al Pleno del próximo día 10 de septiembre “es una ordenanza con escasa participación, ya que solo se han aceptado un 5% de enmiendas a las más de 7.688 alegaciones presentadas”. Esta elevada cifra de alegaciones ya implica un claro rechazo a la misma. La portavoz de Más Madrid ha recordado que en 2018, en cambio, se aceptaron un 25% de las 1.057 alegaciones recibidas. Además, Almeida ha tramitado la Ordenanza en pleno verano, “dificultando la participación y el trabajo de los grupos municipales”. 

Los principales objetivos de las 53 enmiendas son nueve: mantener y ampliar Madrid Central; crear la ZBEDEP de Plaza Elíptica; adelantar la ZBE Madrid; ZBEDEP en todos los distritos; pacificación del tráfico con más calles a 30 km/h; creación de la figura de calle escolar para proteger los centros educativos; sin vehículos compartidos (patinetes, bicis y motos de alquiler) en las aceras; fomento del uso de la bici; y puesta por las ZAV en los distritos exteriores a la M-30.

Mantener y ampliar Madrid Central

Unas enmiendas, ha detallado Rita Maestre, que buscan mantener el modelo actual de Madrid Central “con las mismas reglas que rigen en la actualidad, es decir, se evitaría el recorte que pretende hacer Almeida y la regresión ambiental que supone”. En este sentido, la portavoz de la primera fuerza política de Madrid ha remarcado que con su nueva Ordenanza, Almeida abre la puerta a 50.000 coches más, ya que otorga a cada comerciante hasta tres permisos, es decir, un 40% de los vehículos permitidos. Además, amplía en un ahora el horario de acceso de las motos, provocando más ruido, y se extiende la moratoria de las furgonetas B (los vehículos industriales de menos de 3.500 kg de Masa Máxima Autorizada.  

La propuesta de Más Madrid pasa por mantener el modelo original, así como el nombre de la zona de bajas emisiones. Y también ampliar Madrid Central a todo el interior de la M-30. “Estamos en un momento en el que son necesarias más medidas, no podemos ir dando pasos atrás en medidas ya consolidadas y aceptadas mayoritariamente”, ha insistido, por su parte, la concejala Esther Gómez. 

Creación de la ZBEDEP de Plaza Elíptica

El PP ha presentado una ZBEDEP (Zona de Bajas Emisiones de Especial Protección) de Plaza Elíptica muy pequeña y que limita a los vehículos A. La propia Consejería de Medio Ambiente argumentó en un informe que el tamaño podría ser contraproducente y que debía ampliar el tipo de vehículos afectados. “Se trata de una medida cosmética, que tan solo va a apartar la contaminación unas calles más allá de la estación medidora, pero sin mejorar la calidad del aire de los barrios, pues hasta el propio Ayuntamiento recomienda caminos alternativos pegados a plaza Elíptica”, ha constatado Maestre. 

La enmienda de Más Madrid comprende la creación de esta ZBEDEP con una superficie de 210 hectáreas (y no 60), centrada especialmente en la A-42, entre la M-30 y la M-40, de tal forma que se eviten rodeos por la zona y se promueva de forma eficaz el trasvase modal. La medida estaría acompañada de la implantación de un autobús exprés de alta capacidad y de la reforma de la calle de Santa María de la Cabeza para convertirla en una vía urbana más humana. 

El ámbito de la ZBEDEP está compuesto por el tramo de la A-42 y Santa María de la Cabeza comprendido entre la M-40 y la M-30 y por las calles del interior del siguiente perímetro:  avenida de Abrantes, calle Portalegre, avenida de Oporto, travesía de Antonia Lancha, calle Santa Lucrecia, calle Antonio Leyva, calle de Arlanza, paseo de Santa María de la Cabeza, calle Manuel Noya, calle Rafaela Ibarra y avenida de los Poblados. 

En esta ZBEDEP se aplicaría el mismo modelo que en Madrid Central, que va más allá de los vehículos A, pero hay excepciones para la carga y descarga, residentes, etcétera, que permiten el día a día sin inconvenientes. 

Con todas las medidas propuestas por Más Madrid para plaza Elíptica se produciría un trasvase modal de al menos el 50% del tráfico actual. 

Adelantar la ZBE Madrid a 2023

En la Ordenanza de Movilidad Sostenible aprobada en 2018 se fijaba que los vehículos A no podrían circular a partir de 2025, fecha que mantiene intacta esta modificación del PP, si bien adelanta algunos hitos. Nuestra propuesta es adelantar la fecha a 2023, eliminando antes los vehículos más contaminantes para evitar un mandato perdido en la renovación del parque circulante madrileño. 

ZBEDEP en todos los distritos

Siguiendo la propuesta ‘Crece, Madrid Central’ presentada hace unos meses por Más Madrid, el grupo municipal plantea que se creen zonas de bajas emisiones de especial protección en todos los distritos antes de 2023, tras el desarrollo de un proceso participativo en sus centros neurálgicos, históricos o comerciales en función de las necesidades detectadas mediante el análisis y la participación pública. 

Pacificación del tráfico: más calles a 30

Tras el avance de 2018, por el que el 80% de las calles de Madrid pasaron a 30 km/h, ahora Más Madrid ha presentado una enmienda para llevar la pacificación del tráfico a más calles. Los 30 km/h serían la velocidad general, pudiéndose aumentar hasta 50 km/h en las vías por donde circule transporte público

Creación de la figura de calle escolar para proteger los centros educativos

Otra de las enmiendas del grupo municipal es la figura de calle escolar y la de camino escolar, surgida al hilo de la revuelta escolar del curso pasado. Para Más Madrid es necesario pacificar con urgencia las calles por las que los niños y niñas caminan para dirigirse a sus colegios e institutos. Una iniciativa que incluiría cortes de tráfico a la entrada y salida de los centros, la reducción de la velocidad máxima permitida a los 20 km/h, la peatonalización de las que sea posible y el desarrollo de intervenciones diversas que aseguren que la infancia comienza a ser protegida de la contaminación atmosférica y acústica y de los riesgos asociados a la excesiva presencia de coches.

Es necesario elevar pasos de peatones en estas zonas, ensanchar aceras, ampliar las zonas estanciales y facilitar la llegada a los centros escolares en bicicleta y transporte público en condiciones de seguridad para los niños y niñas. Para que este cambio sea real, el reflejo de esta preocupación en esta ordenanza es imprescindible.

Sin vehículos compartidos ni motos en las aceras 

La acera debe ser para el peatón. Por este motivo, las enmiendas de Más Madrid van encaminadas a eliminar una parte importante de los obstáculos que actualmente pueblan las aceras de la ciudad. La apuesta es que todos los vehículos de movilidad compartida (bicis, motos y patinetes de alquiler) deban aparcarse en calzada. Las motos particulares no podrían aparcar en las aceras que tengan banda de estacionamiento, que son la mayor parte de las mismas. Solo se permitirá el aparcamiento en las aceras de las las bicicletas particulares para fomentar su uso como medio sostenible y por su menor tamaño, pues son compatibles con la generación de un entorno seguro y accesible para los peatones, siempre que se respete la banda libre de paso sea de al menos dos metros, como se recoge en las enmiendas. 

Fomento del uso de la bicicleta

La propuesta de ordenanza de Almeida, lejos de promocionar el uso de la bicicleta, lo dificulta. No hay en su texto ni una sola medida nueva a favor de la bicicleta, pero sí varias restricciones, remando en contra de lo que está sucediendo en toda Europa y en la mayoría de las grandes ciudades a nivel mundial. 

Así, las enmiendas del grupo municipal tratan de facilitar el estacionamiento y la circulación de las bicicletas, dándoles preferencia sobre los vehículos motorizados y permitiendo condiciones de circulación muy extendidas en las ciudades con mayor tradición ciclista: por ejemplo, la circulación a contramano en las calles más tranquilas o la posibilidad de rebasar un semáforo en rojo para girar a la derecha, siempre que las condiciones del tráfico lo permita y esté señalizado. 

Para Más Madrid, la mayor presencia de ciclistas es la mejor manera de conseguir que circular en bicicleta sea seguro, “por lo que defendemos que el uso del casco se ajuste a lo que dice la legislación estatal, ya que una obligación mayor puede suponer un freno al incremento de la participación de la bicicleta en la movilidad urbana”, ha explicado la concejala Esther Gómez.

Apuesta por las Zonas de Aparcamiento Vecinal

Fuera de la M-30 Más Madrid apuesta por mantener un modelo de gestión del estacionamiento diferente al SER, con las Zonas de Aparcamiento Vecinal (ZAV). Esta figura, que ya se incorporó en la ordenanza de 2018, tiene importantes beneficios, como que es un sistema gratuito para los vecinos y que los espacios reservados para plazas de residentes son exclusivos para los mismos. De este modo se resuelve el problema del estacionamiento vecinal, a la vez que se libera espacio público. Además, es un modelo que tiene en cuenta el apoyo y la participación ciudadana y, por tanto, se puede adaptar a las necesidades de cada zona o barrio. 

En concreto, en la Ordenanza de Almeida se ha incluido la creación de la ZAV de Usera, que comprende los barrios de Moscardó, Almendrales, Zofío y Pradolongo y que ya se había aprobado en el pleno del distrito y solo tiene pendiente este último paso para su puesta en marcha. /

Menú