Más Madrid exige a Almeida una Unidad de Gestión de la Diversidad de la Policía Municipal a pleno rendimiento y bien dotada

  • La concejala Amanda Romero ha criticado el recorte de la plantilla de una unidad fundamental para la defensa y protección de los derechos de los colectivos socialmente más vulnerables (LGTBI, personas sin hogar…), que ha pasado de tener 33 agentes en 2018 a solo 17 este año 
  • Este equipo de Gobierno tiene que estar inconfundiblemente comprometido con las víctimas, sin medias tintas y poner todos los medios para frenar esta escalada de odio y violencia, ha exigido Amanda Romero
  • Las denuncias por delitos de odio han aumentado un 9,3% en la primera mitad de este año respecto a 2019, dato que supone solo una pequeña parte de la realidad, porque el 89% de personas que se consideran víctimas de posibles delitos de odio no lo denuncian
Amanda Romero, concejala Más Madrid, sobre la Unidad de Gestión de la Diversidad de PM

Madrid, 22 de septiembre de 2021

La ciudad de Madrid necesita más que nunca a pleno rendimiento la Unidad de Gestión de la Diversidad de la Policía Municipal de Madrid, una unidad creada en el mandato anterior para la defensa y protección de los derechos de los colectivos socialmente más vulnerables (colectivo LGTBI, personas sin hogar, personas con diversidad funcional…) pensada para la lucha contra el racismo y la xenofobia y en pro de la no discriminación. Sin embargo, ha criticado hoy la concejala de Más Madrid Amanda Romero, el Gobierno de Almeida ha recortado su plantilla y, mientras en 2018 contaba con 33 agentes, ahora solo tiene 17.

Amanda Romero ha reclamado hoy explicaciones sobre los planes del PP para esta unidad policial, justo en un momento en el que se está produciendo un incremento de los delitos de odio, “que no están en nuestras cabezas, como dice la presidenta de la Comunidad”. El odio contra estos colectivos, ha subrayado la concejala de Más Madrid, “no surge espontáneamente, sino que surge cuando alguien criminaliza y estigmatiza a colectivos como las personas LGTBI o las de origen migrante”. 

Este equipo de Gobierno tiene que estar inconfundiblemente comprometido con las víctimas, sin medias tintas y poner todos los medios para frenar esta escalada de odio y violencia, ha exigido Amanda Romero. “Desde Más Madrid les pedimos que no haya ni un solo ápice de tibieza con los discursos de odio, lo que queremos son más derechos, más libertad y más seguridad en nuestras calles”. 

Actualmente hay unas 150 asociaciones colaborando con esta Unidad de la Policía Municipal en la prevención y denuncia de delitos de odio y cualquier forma de discriminación. En la primera mitad de este año las denuncias por delitos de odio han aumentado un 9,3% respecto a 2019, dato que supone “solo una pequeña parte de la realidad, porque el 89% de personas que se consideran víctimas de posibles delitos de odio no lo denuncian”, ha apuntado la concejala de la fuerza mayoritaria en la ciudad.

El racismo y la xenofobia son las causas principales de las agresiones y delitos de odio, seguidos de los motivos ideológicos y la orientación sexual y la identidad de género, siendo el colectivo trans quien más sufre esta escalada de violencia. 

Por eso, ha remarcado Amanda Romero, “no vale condenar en el último momento, hay que prevenir, actuar antes contra esa violencia LGTBfóbica y aislar a los que difunden esos discursos de odio. Y la Unidad de Gestión de la Diversidad es una de las mejores herramientas que tenemos para prevenir y actuar frente los delitos de odio, ¿qué más tiene que pasar para que se comprometan y refuercen esta Unidad? “

Más Madrid también ha aludido a lo ocurrido en la manifestación de Chueca y ha pedido explicaciones al Gobierno municipal sobre si tenía conocimiento a través de algún informe de quién se iba a manifestar y del riesgo que había de delitos homófobos, “¿cómo puede ser que no saltase ninguna alarma ni alerta previa?”, ha señalado la concejala de Más Madrid. /

Menú