fbpx

Más Madrid exige al Gobierno municipal que haga realidad la protección de  las zonas escolares  

  • El grupo municipal que lidera Rita Maestre lleva mañana al Pleno de Cibeles la necesidad de materializar ya los cierres al tráfico en las entradas y salidas de los colegios y la reducción de la velocidad a 20 km/h en las calles aledañas 
     
  • Esta medida se incorporó a la Ordenanza de Movilidad Sostenible aprobada en septiembre pasado gracias a la enmienda presentada por Más Madrid 

Madrid, 25 de octubre de 2021 

El grupo municipal de Más Madrid preguntará mañana en el Pleno de Cibeles al Gobierno de Almeida cuándo y cómo va a materializar la protección de las zonas escolares, una enmienda que presentó la primera fuerza política de la ciudad y que fue incorporada a la Ordenanza de Movilidad aprobada el pasado septiembre.  
 
Concretamente, la pregunta que formulará la concejala Esther Gómez es la siguiente:  
 
¿Por qué medios y en qué plazos tienen previsto hacer realidad los cierres al tráfico en la entrada y salida de los centros educativos y la limitación de velocidad a 20 kilómetros por hora en las calles aledañas derivada de la regulación de las calles escolares aprobada en la Ordenanza de Movilidad Sostenible a propuesta de Más Madrid? 

La formación que lidera Rita Maestre consiguió la aprobación de una enmienda para crear la figura de calle escolar, dirigida a proteger los centros educativos, que incluye la limitación de la velocidad a 20 km/h y cortes de tráfico a la entrada y salida de los colegios. También se aprobó la definición de camino escolar.   

Para Más Madrid, es necesario pacificar con urgencia las calles por las que los niños y niñas caminan para dirigirse a sus colegios e institutos. Además de los cortes de tráfico y de la reducción de la velocidad, también sería fundamental peatonalizar aquellas calles donde sea posible y realizar intervenciones diversas que aseguren que la infancia comienza a ser protegida de la contaminación atmosférica y acústica y de los riesgos asociados a la excesiva presencia de coches. 

 
Y elevar los pasos de peatones en estas zonas, ensanchar aceras, ampliar las zonas estanciales y facilitar la llegada a los centros escolares en bicicleta y transporte público en condiciones de seguridad para los niños y niñas.  

Es urgente reducir la siniestralidad en accidentes de tráfico con menores implicados, ya que es hoy una de las principales causas de muerte en  niños y niñas de menos de 15 años. Los menores accidentados en casco urbano rondan los 1.800 anuales en España, una cifra muy preocupante que solo puede reducirse generando entornos más seguros sin demora. 

Del mismo modo, Más Madrid considera muy graves los efectos nocivos de la exposición a la contaminación para los niños y las niñas, y prioritario modificar las calles escolares para minimizarla. Un reciente estudio ejecutado por IS Global en Barcelona demuestra que durante el trayecto de casa a la escuela y regreso, un niño o niña gasta el 6% del tiempo de su jornada de media y, sin embargo, se expone a un 20% de la contaminación a la que se expondrá durante todo el día. El riesgo de afectación y aparición de enfermedades como consecuencia de dicha exposición a la contaminación, al tratarse de sistemas respiratorios aún inmaduros, es también mucho mayor que en adultos./ 

Menú