fbpx

Más Madrid lleva a la Asamblea de Madrid una propuesta para establecer la bicicleta como una pieza fundamental del transporte

  • La iniciativa propone ampliar la red de carriles bici cómodos, atractivos y de diseño uniforme, protegidos físicamente del tráfico automotriz y formando una malla tupida en las principales vías, que comuniquen las diferentes poblaciones entre sí y centros origen-destino de desplazamientos, especialmente las estaciones de transporte público, centros educativos, laborales o culturales.

Más Madrid ha defendido el pasado jueves, 2 de junio, en el Pleno de la Asamblea de Madrid, una Proposición No de Ley (PNL) junto al PSOE y Unidas Podemos, para que el uso de la bicicleta como medio de transporte urbano salga de su retraso histórico en la Comunidad de Madrid. El objetivo es que para 2030, el 10% de todos los desplazamientos en la región sean en bicicleta.

Tal como aparece en la exposición de motivos, en un contexto de crisis sanitaria, climática y socioeconómica, la bicicleta se ha posicionado en muchas grandes metrópolis como una aliada y parte de la solución a graves problemas como la contaminación o el sedentarismo. Las políticas públicas de movilidad en todos los países han potenciado su uso. Sin embargo, el estatus de la movilidad ciclista cuantificada en las Encuestas Domiciliarias de Movilidad (EDM) de la Comunidad de Madrid (CM) en 1996, 2004 y 2018 es consistentemente paupérrimo: los viajes en bicicleta suponen el 0,5% del total de los viajes en todas las coronas de transporte durante los últimos 22 años. Desde la última EDM18, poco o nada ha cambiado.

“Pero tenemos una gran oportunidad”, afirma la diputada de Más Madrid, Esther Rodríguez, que ha defendido la PNL en la Asamblea. “Los viajes en bici son más accesibles para más cantidad y tipologías de personas que los viajes en coche. Lo es para la gran mayoría de economías familiares, capacidades personales y distancias de viaje. La potencial tasa de utilización del uso de la bici en personas con discapacidad es incluso mayor que la del coche. En la Comunidad de Madrid, según el EDM18, solo el 20% de los viajes diarios son de más de 10 km, Y de todos los viajes al trabajo que se hacen en coche o moto solo el 12% son de más de 10 km. Y aquí tenemos la gran oportunidad: cualquier persona con un estado de salud medio y capacidad física normal puede recorrer de 5 a 10 km en bici en un entorno urbano, como nos corroboran diferentes estudios en toda la Unión Europea, más rápido que a pie y en transporte público y en el mismo tiempo que en coche. Esta iniciativa propone un reto realista y las herramientas necesarias para cumplirlo: conseguir que la bicicleta represente el 10% de todos los viajes en el reparto modal de la CM en 2030”, ha añadido Rodríguez.

Desde Más Madrid se considera que el desarrollo de la movilidad ciclista en la región puede ser una de las palancas de mayor impacto en la transición ecológica con la que España está comprometida y en la que Madrid ha de ser punta de lanza. Una palanca fundamental para cumplir el Acuerdo de París de reducir un 45% las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) en 2030 y lograr la neutralidad climática en 2050. Siguiendo este camino se contribuye a detener el calentamiento global que ya está deteriorando la cotidianeidad de los madrileños y madrileñas y conseguir mejoras en la salud pública, los entornos urbanos, un ecosistema de transporte más eficiente y equitativo y ahorros económicos para instituciones, empresas y ciudadanía que permitirán impulsar la economía madrileña y el desarrollo social de la región.

Este reto ya se propuso en muchas grandes conurbaciones europeas, en algunas hace casi medio siglo y en otras más recientemente. “Todas ellas han reforzado su apuesta por la bici con la llegada de la pandemia de la que estamos, esperemos, empezando a terminar de salir”, apunta Rodríguez, “en Copenhague el 35% de los viajes son en bici y en París esperan llegar al 25% en 2030.”

La iniciativa registrada propone ampliar la red de carriles bici cómodos, atractivos y de diseño uniforme, protegidos físicamente del tráfico automotriz y formando una malla tupida en las principales vías, que comuniquen las diferentes poblaciones entre sí y centros origen-destino de desplazamientos, especialmente las estaciones de transporte público, centros educativos, laborales, culturales, etc.

propuesta-del-plan

Menú