fbpx

Más Madrid reprocha a Almeida el abandono de la fiesta de San Antón mientras multiplica el apoyo al maltrato animal

  • La concejala Amanda Romero ha criticado que el Gobierno municipal vuelve a recortar y a dejar en mínimos la participación de las protectoras de animales en San Antón, despreciando a la mayoría de las entidades que trabajan en la ciudad, muchas de las cuales colaboran con el propio Ayuntamiento
  • En el mandato anterior se instauró una fiesta de los animales participada por cerca de un centenar de entidades ecologistas y animalistas, miles de vecinas y vecinos y la iglesia del padre Ángel. Sin embargo, al alcalde no le interesan en absoluto los animales, salvo para potenciar el maltrato animal
  • Para la concejala de la formación que lidera Rita Maestre, Almeida se empeña en hacer un San Antón cerrado a la participación, limitado y más centrado en exhibiciones de perros de trabajo y en empresas de adiestramiento que en concienciar y educar en el respeto a los animales
Fiesta de San Antón
Amanda Romero sobre San Antón 2022

Madrid, 11 enero de 2022

Al alcalde Almeida no le importan en absoluto los animales, por tercer año consecutivo recorta y deja en mínimos la participación de las protectoras de animales en San Antón, mientras multiplica su apoyo a la tauromaquia. Es la denuncia de la concejala de Más Madrid Amanda Romero, que hoy ha reprochado al alcalde su “desprecio” a la inmensa mayoría de entidades animalistas que trabajan en la ciudad de Madrid: “muchas de ellas colaboran con el propio Ayuntamiento cuando los recursos municipales no llegan para atender a todos los animales en situación de abandono, pero no han sido invitadas a participar en San Antón”.

San Antón se celebra el próximo 17 de enero, si bien el pregón que da inicio a la fiesta de los animales está previsto para el sábado día 15. Durante el mandato anterior se instauró un San Antón, patrono de los animales, dirigido a sensibilizar y concienciar, en la que disfrutaban y participaban miles de vecinas y vecinos, además de casi un centenar de entidades ecologistas y animalistas, junto con la iglesia del padre Ángel.

La programación de este año no incluye nada específico sobre colonias felinas, fauna urbana o convivencia responsable. “Encontramos más exhibiciones de perros de trabajo y adiestradores, que espacios para informar, educar y concienciar  en protección animal”, ha asegurado la edil de la primera fuerza política de la ciudad. 

Ya en 2020 se vio claramente lo poco que le interesa al Gobierno de Almeida el cuidado y bienestar de los animales, al pasar de 72 a solo 11 asociaciones participantes; en 2021 se canceló San Antón a última hora sin dar alternativa alguna, “mientras que las mesas de Bienestar Animal de los Foros Locales, la ciudadanía en definitiva, se volcaron en sacar adelante un San Antón alternativo y virtual lleno de ponencias, charlas y profesionales. Ahora, en 2022, encontramos que de nuevo no se ha invitado a la mayoría de protectoras que desempeñan su labor en Madrid”, ha lamentado Amanda Romero.

Más Madrid solicitó en el pleno de Centro la celebración de un San Antón participativo y abierto a las entidades madrileñas en cuyo diseño pudieran participar las propias asociaciones, pero que PP, Cs y Vox se negaron.

Un desprecio inaceptable al tejido animalista

Amanda Romero ha subrayado que para las asociaciones protectoras, San Antón es una oportunidad única en el año para visibilizar su labor, difundir animales en adopción, recaudar fondos y ofrecer información a la ciudadanía para prevenir el maltrato animal.

“Almeida repite un San Antón cerrado a la participación ciudadana” -ha insistido la concejala de Más Madrid-, “limitado y más centrado en exhibiciones de perros de trabajo y en empresas de adiestramiento, que en concienciar y educar en el respeto hacia los animales”.

Para el grupo municipal, es incomprensible que entidades de enorme trayectoria como SPAP o Madrid Felina, que forman parte de la Federación de Asociaciones Protectoras de Animales de Madrid (FAPAM) entre muchas otras, no tengan un espacio en San Antón. Hay decenas de protectoras que trabajan día a día en la ciudad, que rescatan animales, que apoyan la gestión de colonias felinas, que acogen animales abandonados en Madrid en sus instalaciones cuando el Ayuntamiento no da abasto, que colaboran directamente con el Ayuntamiento para cuidar a los animales en Madrid y que ni siquiera han sido tenidas en cuenta. “Es un desprecio inaceptable de Almeida hacia la gran mayoría del tejido social animalista de nuestra ciudad”. /

Menú