fbpx

Más Madrid se reúne con la Asociación Española de Neuropsiquiatría y con la Asociación Madrileña de Salud Mental

  • Más Madrid pidió en el mes de septiembre un Plan de choque en salud mental infanto-juvenil, que acorte las listas de espera y mejore la atención de jóvenes y niños.

La portavoz de Más Madrid en la Asamblea, Mónica García, se ha reunido junto a los diputados de Más Madrid, Diego Figuera y Javier Padilla, con la Asociación Española de Neuropsiquiatría y con la presidenta de la Asociación Madrileña de Salud Mental, Marta Carmona. En la reunión se han abordado los retos y las demandas de la asociación en materia del abordaje de la salud mental, el refuerzo en personal y sobre la futura ley de salud mental propuesta por el Gobierno de España.

“Los próximos presupuestos deben incorporar un Plan de choque en salud mental infanto-juvenil, que sirva para proteger la red de salud mental, prevenir y tratar el malestar que está creciendo cada vez más entre jóvenes y niños. El Gobierno de la Comunidad de Madrid debe hacer una apuesta decidida en las políticas integrales de salud mental”, ha afirmado la portavoz de Más Madrid, Mónica García.

Por su parte, el diputado de Más Madrid, Diego Figuera, ha añadido que “intercambiamos información y reflexiones sobre los temas más candentes referidos a la salud mental a nivel nacional y regional. El aumento de suicidios sobre todo entre los adolescentes, el aumento de la demanda de asistencia pública que está desbordada, el aumento de la precariedad laboral, la exclusión social y el aislamiento. Tenemos la oportunidad de reflexionar sobre la relación entre las situaciones sociales y familiares que condicionan los problemas de salud mental y abordarlos desde nuevas estrategias, aplicando una perspectiva comunitaria que mejore los cuidados en redes naturales, servicios públicos sociosanitarios y reduciendo la desigualdad entre ciudadanos y ciudadanas”.

La pandemia ha incrementado las consultas por depresión, ansiedad y adicciones, además de las hospitalizaciones entre las personas con trastornos mentales graves. A este colectivo hay que sumarle a la juventud, las personas más mayores y las personas desempleadas. “La inseguridad sobre el futuro, la falta de expectativas laborales y el riesgo de contagio han multiplicado los problemas de salud mental. Es necesario aumentar urgentemente los recursos en los tratamientos y aumentar los y las profesionales de todas las especialidades sociosanitarias,” ha añadido García.

Menú