fbpx

Rita Maestre exige la paralización inmediata del proyecto del macroparking del Hospital Niño Jesús 

  • Para la portavoz de Más Madrid la construcción de 800 plazas constituye “una irresponsabilidad, una aberración innecesaria que pone en riesgo la salud de miles de personas, sobre todo la de los más pequeños, y la declaración de Patrimonio Mundial de la Unesco.  
  • La líder de la oposición en Madrid ha criticado la actitud de Almeida: “Es incomprensible que, después de promover la protección del Paisaje de la Luz, ahora se niegue a apoyar nuestra propuesta para paralizar un proyecto más que dudoso, en una de las zonas más contaminadas de la capital” 
Rita Maestre ha constatado la necesidad de paralizar ya el proyecto para construir 800 plazas de aparcamiento en el Niño Jesús (a la izquierda, el concejal Nacho Murgui y a la derecha, el diputado Javier Padilla)
  • Madrid, 24 febrero 2022 

No rotundo a la construcción de un macroparking de 800 plazas en el Hospital del Niño Jesús, por innecesario, porque pone en riesgo la salud de miles de personas, especialmente la de los más pequeños, la de las niñas y niños ingresados y enfermos, porque choca frontalmente con la declaración de Patrimonio Mundial de la Unesco del Retiro y su entorno (en el que está incluido el centro sanitario) y porque sería muy perjudicial para el propio parque. Para la líder de la oposición en Madrid, Rita Maestre, es fundamental que se paralice el proyecto de construcción de un aparcamiento en el Hospital Niño Jesús y que la ampliación necesaria del mismo se financie con fondos públicos.

La Comunidad de Madrid está tramitando un proyecto para construir un aparcamiento de cuatro plantas bajo rasante con 800 plazas, que serían gestionadas por la empresa privada que financiará la obra de ampliación del hospital a cambio de su explotación durante 40 años. Un tamaño desproporcionado, con el único objetivo de financiar la ampliación del hospital sin invertir en sanidad pública. Y un proyecto ante el que el Ayuntamiento de Almeida se ha puesto de perfil sin asumir su responsabilidad, “cuando lo que debería hacer es impedir que se lleve a la práctica, escuchar las reclamaciones vecinales y proteger la salud de las personas y el pulmón verde que es El Retiro”.  

Un parking innecesario, incoherente y perjudicial para la salud 

Más Madrid lleva dando la batalla contra este macroaparcamiento desde el otoño pasado, cuando se conoció que la Comunidad de Madrid había dado luz verde al proyecto. Para la líder de la oposición, ningún gobernante permitiría una incoherencia como esta: “es aberrante mejorar las instalaciones de un hospital infantil a costa de incrementar la contaminación de la ciudad y empeorar la salud del vecindario, de las niñas y niños, metiendo más tubos de escape en una zona ya de por sí muy contaminada y, para colmo, poniendo en riesgo un entorno declarado Patrimonio Mundial de la Unesco”, ha recriminado Rita Maestre. Esta protección condiciona los proyectos constructivos que pueden desarrollarse en el entorno y afecta plenamente al Hospital Niño Jesús que, además, es Bien de Interés Cultural (BIC). 

Esta misma semana, la fuerza mayoritaria de la ciudad defendió una proposición en el Pleno del Ayuntamiento para que se paralice el proyecto de construcción del aparcamiento y para que la ampliación necesaria del Hospital se lleve a cabo con fondos públicos. El parking es innecesario, choca con la inclusión del Retiro y Paseo del Prado en la lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO y podría perjudicar la salud de los niños ingresados.  

Sin embargo, la derecha votó en contra de la iniciativa, a pesar de que Madrid es la ciudad europea con más muertes por contaminación, de las llamadas de atención del Tribunal Europeo de Justicia, que le ha puesto un suspenso a Madrid 360 por insuficiente e ineficaz, y de las advertencias de la Unesco para rebajar la contaminación en el ámbito protegido.  

Un proyecto insensato  

Por su parte, el concejal de Más Madrid Nacho Murgui ha recordado que la licitación del macroparking iniciada en 2020 “fue tramposa y más propia de trileros callejeros que de una administración pública”: tres informes negativos de la Intervención de la Comunidad de Madrid que señalaban desfases presupuestarios al alza por 1,6 millones de euros; sin autorización de la Comisión Local de Patrimonio (el hospital es BIC desde 1995) e incumpliendo la Ley de Contratos del Sector Público. El contrato fue declarado desierto en diciembre de 2020 tras comprobar que la única empresa licitadora no cumplía con los requisitos establecidos. Entre medias, la declaración de Patrimonio Mundial de la Unesco, que no han hecho reconsiderar ni a Ayuso -que ha vuelto a licitar el contrato- ni a Almeida.  

Nacho Murgui ha recalcado que las plazas de aparcamiento no son necesarias, puesto que el hospital tiene buenos accesos en transporte público (cinco líneas de la EMT y dos paradas de metro), además de un aparcamiento en la calle Doce de Octubre, “que no se llena ni los fines de semana”, y más de 8.000 plazas de rotación en el entorno. “No hay una demanda cierta” y “encima, el precio del parking será un 41% superior al de los aparcamientos municipales”. 

Respecto a la contaminación en esta zona, la estación de medición de la contaminación de Escuelas Aguirre, próxima al hospital, es una de las que registra mayores índices de dióxido de nitrógeno de Madrid. Por tanto, construir 800 plazas bajo un hospital infantil que tiene incluso una unidad de ingresos de niños con patologías respiratorias, es una insensatez.  

La contaminación generada por el uso del macroparking también afectaría a las niñas y niños del colegio Escuelas Aguirre, cuyo patio linda con la zona afectada, a la Casa Ronald McDonald, y al centro de mayores Pío Baroja.  

Más Madrid ha organizado esta tarde un acto informativo a las 19 horas en Casa de Vacas, en El Retiro, para explicar y compartir con las vecinas y vecinos las razones del rechazo al macroparking. / 

Menú