fbpx

Santa María de la Cabeza y del Corazón

Santa María ha perdido la cabeza… nació como paseo, pero se ha convertido en una autovía urbana que divide la ciudad. Sus barrios se han llenado de ruido, humos, atascos, inseguridad, problemas de movilidad y aparcamiento. Todo ello está afectando a la salud física y mental de sus vecinos, que ven mermadas su calidad y esperanza de vida.


¿Qué queremos?

Devolverle la cabeza a Santa María gracias a una movilidad más sostenible, y ponerle un poco de corazón para mejorar la vida de las vecinas y vecinos de los distritos de Carabanchel, Usera y Arganzuela.


¿Cuál es la propuesta?

‘Santa María de la Cabeza y del corazón’ consiste en transformar este acceso a Madrid configurado como una autovía con el coche protagonista, como en los años 60, en un eje de movilidad sostenible.

  • Ampliar en un 90% el espacio peatonal y ajardinado.
  • Crear 15 kilómetros de carril bici.
  • Bus Rápido, para conectar Atocha con Plaza Elíptica en 11 minutos, y en 18 con Orcasitas.

Reduciríamos hasta en un 55% el tráfico en la zona, que en algunos punto supera los 130.000 vehículos en la actualidad.

Se trata de un plan integral en el que la reforma de las calles se uniría a la creación de una zona de bajas emisiones en Plaza Elíptica realmente eficaz y a la ampliación de Madrid Central, medidas que se complementan y generan sinergias. Además, se aborda el problema del aparcamiento que se sufre en Carabanchel y Usera, gracias a la reducción del tráfico y a la recuperación de zonas exclusivas para el aparcamiento vecinal, eliminando el efecto frontera.


La remodelación planteada en Santa María de la Cabeza comienza en la A-42 al atravesar la M-40 y termina en Atocha.

En su primer tramo entre la M-40 y el puente de Praga incluye plataformas reservadas para un bus rápido de alta capacidad, dos carriles bici unidireccionales, dos carriles de circulación para coches por sentido, ampliación de aceras y más árboles.

La eliminación de la antigua configuración de ocho carriles por sentido (hasta 10 en algunos tramos) permite acondicionar Santa María de la Cabeza como una vía urbana, con pasos de peatones semaforizados, mejorando la permeabilidad entre los barrios a ambos lados de la misma. Hasta ahora, las vecinas y vecinos viven de espaldas a Santa María de la Cabeza, evitando una vía ruidosa, contaminada, insegura para las mujeres y que tan solo puede cruzarse por unas pocas pasarelas.

Además, entre la M-40 y plaza Elíptica está prevista la creación de un carril bus para dar servicio a los interurbanos que tienen como destino el intercambiador, dando continuidad al bus-VAO que se reclama desde hace años al Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana para mejorar la movilidad de municipios como Leganés, Getafe o Parla.

En el tramo de Arganzuela la reforma de Santa María de la Cabeza se extiende también al Paseo de las Delicias, Ferrocarril y Palos de la Frontera, pues la movilidad de estas cuatro calles está estrechamente conectada entre sí. Así, la actuación ofrece una oportunidad crucial para mejorar la configuración de buena parte del distrito de Arganzuela.

Santa María de la Cabeza, Delicias, Ferrocarril y Palos de la Frontera pasarán a ser de doble sentido, rompiendo la configuración de autovía que tienen actualmente y bajando la velocidad en las mismas.

En Arganzuela, la mayor ganancia peatonal se da en la calle Ferrocarril con casi 6.000 nuevos metros cuadrados de acera y zona verde con juegos infantiles y espacios de descanso, frente a la excesiva y sobredimensionada presencia de asfalto actual. El puente de Praga invitará a cruzarlo y disfrutar de las vistas del río Manzanares ahora renaturalizado.

El sistema de Bus Rápido de Alta Capacidad (que viene de BRT, bus rapid transit) comenzará en el límite del término municipal de Madrid, beneficiando también a Orcasitas. Las conexiones serán las más rápidas entre todos los modos de transporte, pudiendo llegar de Orcasitas a Atocha en 18 minutos y de plaza Elíptica a Atocha en 11 minutos.

Este sistema de buses rápidos puede suponer la revolución del transporte público que necesita Madrid. Se trata de vehículos que discurren por plataformas reservadas y que cuentan con prioridad semafórica, de manera que circulan siempre sin interrupciones. Además, la cancelación de los billetes se realiza en la calle y son de mayor tamaño que los buses convencionales, por lo que se convierten en un modo de transporte de gran capacidad. Serán 100% eléctricos, eliminando la contaminación y el ruido.

De forma paralela, esta línea de bus rápido mejorará el funcionamiento del resto de líneas de EMT que circulen por la zona, pues podrán utilizar las plataformas reservadas, y formará parte de una red de líneas de buses rápidos, que conectará con los distritos exteriores a la M-30, en la llamada M-35 del transporte público, así como con otros grandes ejes.

Las plataformas reservadas para este sistema de bus rápido discurren en Santa María de la Cabeza en la parte sur del proyecto, por el centro de la calle utilizando el túnel a su llegada a plaza Elíptica para atravesarla. Bajo la plaza se instalaría una estación del bus rápido con conexión subterránea con el intercambiador de autobuses interurbanos y el Metro, mejorando de forma considerable las conexiones en transporte público del sur de Madrid.

La actuación permitirá eliminar dos puntos negros de contaminación en Madrid. Plaza Elíptica es actualmente la estación de medición con peores datos pero, antes de ser eliminada, la estación de Luca de Tena en Arganzuela presentaba peores registros. También se reducirá el ruido causado por el tráfico en unas vías que superan con creces los límites recomendados. Ambas cuestiones mejorarán la salud tanto física como mental de los vecinos y vecinas, que podrán disfrutar de nuevo de sus barrios. Con menos asfalto, menos coches y más árboles también se reducirá el efecto de isla de calor, pudiendo descansar mejor en verano.

La mejora en las condiciones ambientales y la conectividad peatonal en la zona permitirá devolver la vida a Santa María de la Cabeza, impulsando incluso el comercio en estos barrios que ahora viven de espaldas a la autovía que los separa.

Y supondrá un ahorro de tiempo para quienes usen el transporte público, pues se prioriza y se mejoran las conexiones entre el sur y el centro de la ciudad, así como con los distritos exteriores a través de la M-35 del transporte público.

También impulsará el uso de la bici gracias a la creación de carriles bici seguros, que cuenta con mucho margen de mejora si tenemos en cuenta que el 70% de los viajes en Madrid son de menos de 7 kilómetros y podrían hacerse en bicicleta. Por otra parte, los residentes también tardarán menos en aparcar, pues el plan integral eliminará el efecto frontera que sufren y se estudiará la demanda para nuevos aparcamientos para residentes.

En definitiva, con este plan integral para devolverle la cabeza a esta calle y a la ciudad en su conjunto, conseguiremos una movilidad más eficiente, más sostenible, más verde y también más segura, feminista y acogedora con todas las personas.


Firma para apoyar el proyecto

Firma si te gusta y apoyas el proyecto Santa María de la Cabeza y del corazón

Santa María de la Cabeza y del Corazón te informa que los datos de carácter personal que proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Más Madrid. como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para enviarte información y publicaciones. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Soluciones Web On Line S.L. (proveedor de hosting). Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en privacidad@masmadrid.org así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.(Obligatorio)
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Menú