Ahora y siempre, cultura

Por Jazmín Beirak, diputada de Más Madrid en la Asamblea

Son los momentos críticos los que hacen emerger quiénes somos, nuestros deseos, nuestros límites y arrojan luces diferentes sobre lo que vemos todos los días. En eso consiste entre otras cosas el arte y la cultura: interrumpir lo ordinario, desplazar el punto de vista, poner determinadas palabras, y no otras, a sentimientos comunes. En eso está consistiendo también la crisis sanitaria actual, en general, -por descontado y desde la solidaridad con los enfermos, fallecidos y sus familias- y también, en particular, en el sector cultural.

Por un lado las instituciones se están poniendo las pilas, reinventándose y haciendo de la necesidad virtud. Explicaciones virtuales de cuadros como ha puesto en marcha el Museo del Prado, conciertos online como el del festival Yo Me Quedo En Casa, o plataformas como la Teatroteca del INAEM y muchas otras. Algunas nacen ahora, otras ya existían y ahora es cuando se dotan de visibilidad. Queda, por supuesto, mucho por explorar, pero se está avanzando en situación de necesidad en algo que debería ser norma: sacar la cultura de sus espacios habituales, sacarla de las paredes que normalmente la separan de nuestra vida cotidiana y meterla en nuestras casas, con formatos insospechados, en momentos intempestivos y, sobre todo, quitándole su aureola sagrada. Esto nos ha traído la crisis del coronavirus y esto debería quedarse entre nosotros como un nuevo modo de hacer.

Continúa leyendo este artículo en Huffington Post.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú