Cuando Madrid dejó de proteger a sus gatos

Por Amanda Romero, asesora del grupo municipal de Más Madrid en el Ayuntamiento de Madrid.

Centenares de gatos llevan una semana sin comida dentro de los parques y jardines que permanecen cerrados en Madrid. Tras la declaración del estado de alarma ante la crisis del coronavirus, el Ayuntamiento ordenó el cierre de todos los parques y jardines pero se olvidó de sus habitantes, impidiendo el acceso de las gestoras autorizadas que se ocupan a diario de la alimentación y atención sanitaria de los animales que viven en ellos.

Tal es el caso del parque de El Retiro, donde se encuentran centenares de gatos de cuyo cuidado, esterilización, identificación y mantenimiento higiénico-sanitario se encarga desde hace años AGAR (Asociación de Amigos de los Gatos del Retiro), entidad colaboradora del mismo Ayuntamiento que ahora les cierra las puertas y se niega a encontrar soluciones que garanticen los mínimos aceptables de bienestar animal.

Según Mercedes Hervás Gálvez, presidenta de AGAR: “Estamos indignados con esta situación que consideramos un maltrato animal masivo porque hay más parques con este problema. En esta situación tan difícil se debería demostrar más la calidad humana con los seres más débiles e indefensos que están ahí por nuestra irresponsabilidad. Toda vida es valiosa”.

Continúa leyendo este artículo en eldiario.es.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú