Detrás del brillibrilli

Pilar Perea, concejala del Ayuntamiento de Madrid

Viernes, 22 enero 2021

El gobierno de la cultura, en una ciudad como Madrid, necesita un plan, una agenda, una hoja de ruta que establezca prioridades, recursos y que asegure los derechos culturales para todas las personas. Me refiero a un Plan Estratégico de Cultura, elaborado con el auxilio democrático de los actores implicados y de la ciudadanía, que marque unas líneas objetivas y unos indicadores que nos sirvan de referencia y a los que apelar para hacer seguimiento de la gestión. La redacción de este Plan Estratégico era una de las funciones adjudicadas en el mandato anterior a un Consejo de Cultura que, aunque aprobado por el Pleno de Cibeles, ha sido ignorado por el actual Área de Cultura. 

Ahora mismo, con el actual Gobierno municipal, no hay nada parecido a un Plan Estratégico ni a una voluntad de comprometerse a que exista. Porque no nos engañemos, que no haya un Plan Estratégico, es ya toda una estrategia en sí misma. De esta forma, el PP se escapa de atender al consenso con otras facciones ciudadanas y políticas, dedicándose a improvisar con el único objetivo de llamar la atención y generar titulares desde el Área de Cultura, aunque detrás de cada anuncio no exista un verdadero proyecto.

Continuar leyendo este artículo en Huffington Post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú