El arte de la incertidumbre

Pilar Perea. Concejala del grupo municipal Más Madrid en el Ayuntamiento de Madrid

La Administración pública tiene hoy unas prioridades que nadie discute. En esta situación de emergencia debemos atender a lo fundamental, a lo que amenaza la supervivencia de todas las personas. Pero no por ello podemos abandonar a quienes nos procuran valores tan indispensables como la cultura, ese bien intangible difícil de definir, que nos acompaña siempre y que, en estos días extraños de confinamiento, nos está literalmente salvando el espíritu. No podemos desatender a quienes, con su trabajo y con el riesgo de su propia economía, llevan años generando producciones teatrales, de danza, obras artísticas, música, libros… Las disfrutamos a veces sin reparar en lo que supone crear, escribir, pintar, ensayar desde la más absoluta incertidumbre, algunas veces sin contrato, sin saber si esa producción llegará a convertirse en una función pagada, en un cuadro comprado, en un libro editado o en una canción distribuida.

Continúa leyendo este artículo en El País

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú