La ciudadanía no podrá disfrutar el Beti Jai en este mandato por la incapacidad de gestión del PP

  • El antiguo Frontón Beti Jai fue rehabilitado durante el mandato anterior, pero un año y medio después, el actual Gobierno municipal lo tiene cerrado, sin darle un destino, ni presupuestar la finalización de la rehabilitación. “Y lo que es peor, las vecinas y vecinos no lo van a poder disfrutar” en el actual mandato municipal por culpa de la incapacidad del PP que, además pretende entregarlo a un gestor privado”, ha denunciado el concejal Miguel Montejo
  • A falta de un remate final, que dependerá el uso que tenga, para el grupo municipal son fundamentales dos elementos: por un lado, el plan de usos del antiguo frontón y, por otro, la gestión que debe ser pública, directa, por parte del Ayuntamiento de Madrid. Sin embargo, la dotación de solo 20.000 euros en el Presupuesto de 2012 (frente a los más de 440.000 que había en julio de 2019, luego reducidos a 1.500 por una modificación de crédito), “los augurios son muy malos”, asegura Montejo
  • Para Más Madrid sería deseable que el Beti tuviera una utilización tanto cultural como deportiva, sin despreciar la posibilidad de asociar algún tipo de actividad gastronómica, así como ser un espacio abierto para la visita y conocimiento del vecindario

Madrid, 17 noviembre de 2020

El antiguo Frontón Beti Jai fue rehabilitado y recuperado durante el anterior mandato municipal después de décadas de abandono. Sin embargo, un año y medio después al frente del Ayuntamiento, el actual equipo de Gobierno no ha dado ningún destino a este Bien de Interés Cultural con categoría de monumento. Desde la conclusión de las obras, el Beti Jai permanece cerrado y sin ningún uso. “Y lo que es peor, la ciudadanía no podrá disfrutar del Beti Jai en lo que resta del actual mandato municipal por la incapacidad de gestión del PP”, ha denunciado hoy el concejal de Más Madrid Miguel Montejo.

Montejo ha preguntado hoy en la Comisión de Cultura y Deportes por la situación del Beti Jai, la instalación deportiva original más antigua que se conserva en el mundo. A falta de un remate final, que dependerá el uso que tenga, para el grupo municipal son fundamentales dos elementos: por un lado, el plan de usos del antiguo frontón, ubicado en el distrito de Chamberí, y, por otro, la gestión que debe ser pública, directa por parte del Ayuntamiento de Madrid. 

El edil de la fuerza mayoritaria en la capital ha expresado su alarma ante la respuesta del Gobierno municipal de que, “por lo menos en tres o cuatro años, no estará disponible para los madrileños, según han confirmado desde la Dirección General de Patrimonio, y ya sabemos que se lo van a entregar a un operador privado”.

Plan de usos del histórico Frontón Beti Jai. Propuesta de Más Madrid

Para Más Madrid sería deseable que el Beti tuviera una utilización tanto cultural como deportiva, sin despreciar la posibilidad de asociar algún tipo de actividad gastronómica, así como ser un espacio abierto para la visita y conocimiento del vecindario, que ponga en valor este auténtico y singular monumento arquitectónico, deportivo y cultural para convertirse en un referente internacional en materia de patrimonio histórico.

Sin bien la utilización del frontón en deportes, en especial de pelota aunque no exclusivamente, acrecentaría su valor patrimonial extraordinariamente, también sería un marco perfecto para actividades culturales como desfiles, presentaciones, exposiciones, incluso conciertos. Y que los fines de semana sea un ágora, una plaza pública para la ciudadanía, para que vecinos y vecinas puedan entrar, pasear, conocer y disfrutar de un espacio único en el centro de Madrid.

Respecto a la gestión del espacio, Más Madrid estima que, dada la singularidad del centro y su especial protección patrimonial, sería conveniente comprometerse con la gestión directa por parte del Ayuntamiento, evitando en cualquier caso cesiones generales del espacio, a las que luego el Consistorio le cuesta mucho formular las condiciones, obligaciones y límites de la gestión, ha apuntado Miguel Montejo.

El edil de Más Madrid también ha señalado que, si bien en julio pasado, el Presupuesto del Ayuntamiento mostraba 443.667 euros previstos para el Beti con el concepto de ‘rehabilitación’, luego se produjo una modificación de crédito de -442.113 euros, dejando la partida en 1.554 euros. Pero, aún más grave es el hecho de que esta partida en el proyecto de presupuestos para 2021, que se presentaron ayer, sea de 20.000 euros. “No entendíamos que esos más de 443.000 euros previstos para finalizar y poner el edificio en marcha hubiesen sido cancelados durante este 2020, y mucho menos entendemos que el presupuesto 2021 se limite a 20.000 euros”, explica Miguel Montejo. “La dotación presupuestaria que Almeida le dedica al Beti Jai es un augurio muy malo”.

Todo sobre el Beti Jai

  • Obra del arquitecto Joaquín de Rucoba y Octavio de Toledo, el histórico frontón es una mezcla de estilo ecléctico y neomudéjar, construido con técnicas y materiales innovadores para la época. Está catalogado como BIC y Monumento del Conjunto Histórico de la Villa de Madrid
  • El Ayuntamiento finalizó en 2015 el proceso de expropiación e inició su rehabilitación con una prioridad, devolverlo a su estado original. El paso del tiempo y el abandono provocaron muchos daños que amenazaban su supervivencia.
  • Patrimonio (Área de Gobierno de Economía y Hacienda) dirigió los trabajos de recuperación, que finalizaron en enero de 2019, y Ferrovial Agromán fue la adjudicataria del proyecto. El equipo encargado de las obras ha ido recopilando toda la documentación del proceso y como resultado del mismo se construyó  la web www.betijaimadrid.es
  • La inversión municipal ascendió a casi cinco millones de euros
  • En junio de 2012, el Área de Cultura organizó una jornada de acceso libre al edificio tras las numerosas peticiones de la ciudadanía, que deseaban conocer el antiguo frontón tras las obras de restauración
  • Su rehabilitación contó también con el apoyo de la Plataforma Salvemos el Beti

El 29 de mayo de 2019, el Beti Jai (‘siempre alegre’ en euskera) cumplió 125 años. 

Los trabajos de rehabilitación realizados por la Dirección General de Patrimonio del Ayuntamiento de Madrid (Área de Gobierno de Economía y Hacienda) durante el mandato 2015-2019 le devolvieron a su estado original. El edificio, en la calle Marqués de Riscal, 7, está acogido a las protecciones normativas del Conjunto Histórico de la Villa de Madrid con rango superior de Monumento. Fue declarado monumento nacional en 1991 y Bien de Interés Cultural en 2011. En mayo de 2015 el Ayuntamiento finalizó el proceso de expropiación y adquirió Beti Jai, dando inicio así a los trabajos para recuperarlo sin alterar su esencia.

Obra del arquitecto Joaquín de Rucoba y Octavio de Toledo, el Beti Jai es una mezcla de estilo ecléctico y neomudéjar. Comenzó a construirse en 1893 con técnicas y materiales innovadores para la época. Se inauguró en mayo de 1894 y hasta 1918 funcionó como frontón; a partir de 1919 tuvo diversos usos como taller de coches, comisaría de policía, cárcel, taller de objetos de escayola y cartón piedra, entre otros. 

Con una planta elíptica, que recuerda a la cesta empleada en el juego de pelota, en el interior sorprenden la fachada curva lateral de estilo neomudéjar, sus columnas de fundición y las vigas curvadas del graderío que garantizan la visibilidad de la cancha desde cualquier ángulo. Todos los usos y obras realizadas, la desidia y el paso del tiempo provocaron numerosos daños en el frontón y su supervivencia llegó a peligrar. 

Las obras de rehabilitación finalizaron el pasado mes de enero y durante el proceso se realizó un minucioso trabajo de investigación (recurriendo a periódicos de la época, fondos documentales de bibliotecas, colaboración con asociaciones y expertos) para que el ‘renacimiento’ del Beti Jai fuera lo más fiel a su estado original.  En este proceso, las arquitectas encargadas descubrieron un arco neomudéjar en buen estado detrás de un tabique, y unas tejas planas originales muy innovadoras para la época, que estaban en una recámara.

Trabajos ejecutados

En la reforma del Beti Jai primó mantener prácticamente la totalidad de los elementos, sustituyendo solo aquellos que debido a la corrosión eran irrecuperables. La inversión municipal ascendió a 4,9 millones de euros.

  • Primero se ejecutaron las actuaciones previas para analizar la estructura y la cimentación y se levantó el edificio con láser escáner para acceder a la dimensión de los elementos con precisión milimétrica. 
  • La siguiente fase fue la consolidación estructural y la estanqueidad de cubiertas. El Beti estaba en un proceso de degradación bastante avanzado y las labores se centraron en reforzar la estructura, sin alterar su singular estética. Se actuó en el cuerpo de gradas; se recuperó la verticalidad de los muros y de la fachada a la calle (el respeto al estado original ha sido tal que, incluso, para recobrar las letras con el nombre del Beti Jai se usaron las originales que quedaban en la fachada interior); la cerrajería inicial; en las cubiertas se han recobrado los lambrequines, los elementos de madera que remataban la cubierta del cuerpo de gradas; y las tejas originales del cuerpo principal (de 1894) procedentes de la Gran Tejería de Eloy Silió, de las que se tomaron moldes para volver a fabricarlas.
  • Los trabajos en los muros del frontón y medianeras hicieron especial hincapié en el muro que conforma la pared lateral del histórico frontón. Y se han reconstruido las escaleras originales de los núcleos de comunicación vertical del edificio. 

La empresa Ferrovial Agroman fue la adjudicataria del proyecto de rehabilitación del Beti Jai, dirigido por la DG de Patrimonio del Ayuntamiento. El equipo encargado de las obras ha ido recopilando toda la documentación del proceso y el resultado del mismo puede disfrutarse en la web www.betijaimadrid.es. / 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú