fbpx

Más Madrid acude a los Tribunales por la eliminación de Madrid Central

  • El grupo municipal de Más Madrid ha presentado un recurso contencioso administrativo ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid por entender que la ordenanza de Almeida porque supone un paso atrás en la protección del medio ambiente y de la salud de los madrileños por lo que va en contra del principio de no regresión ambiental
  • Para la portavoz del grupo municipal mayoritario en Madrid, Rita Maestre, el Gobierno Almeida no está defendiendo la salud de los madrileños, sino un modelo de ciudad antiguo y gris”
Audio de Rita Maestre, Esther Gómez e Inés Sabanés sobre el recurso contra la Ordenanza de Movilidad de Almeida.
La portavoz municipal de Más Madrid, Rita Maestre, haciendo declaraciones a los medios sobre el recurso contra la nueva Ordenanza de Movilidad.
La portavoz municipal de Más Madrid, Rita Maestre, haciendo declaraciones a los medios sobre el recurso contra la nueva Ordenanza de Movilidad.

Madrid, 17 noviembre 2021

El grupo municipal de Más Madrid en el Ayuntamiento ha presentado un recurso contencioso administrativo contra la recién aprobada Ordenanza de Movilidad del Gobierno Almeida por entender que la eliminación de Madrid Central y su sustitución por una zona de bajas emisiones “fake” va en contra del principio de no regresión ambiental. Este principio viene recogido en el Acuerdo de París y en la Ley de Cambio Climático.

“Almeida no puede ir contra los acuerdos europeos y no puede pasar por encima de la salud de los madrileños por su obsesión por el coche”, ha destacado la portavoz de Más Madrid en el Ayuntamiento Rita Maestre, quien ha añadido que “este gobierno no está defendiendo la salud de los madrileños, sino un modelo de ciudad antiguo y gris”

Para Maestre, los resultados ya se están viendo: “Tenemos una ciudad llena de humo, atascos, contaminación, y esto no es inevitable, se puede cambiar y se debe cambiar, pero no hay grúas gigantes que pongan fin al hecho de que Madrid es la ciudad europea con más muertes por el aire contaminado de los coches. Si a Almeida eso no le importa, a nosotros sí, por eso vamos a acudir a los tribunales a defender el derecho a la salud y a tener una ciudad más amable y verde”.

En el mismo sentido, la concejala Esther Gómez ha insistido en la importancia del principio de no regresión ambiental, que lo que dice “es que no se pueden dar pasos atrás en la legislación medioambiental, como ha sucedido con Madrid Central, y menos sin ninguna justificación, como en este caso. La salud no se rebaja. Por eso, hemos presentado este recurso ante los tribunales, para que la zona de bajas emisiones de Centro vuelva a como era inicialmente y suponga una verdadera protección”.

Por su parte, la diputada de Más País-Equo e impulsora de Madrid Central, Inés Sabanés, ha lamentado que “mientras en todas las capitales europeas se invierte en tener una ciudad más sostenible, verde y saludable, en Madrid se den pasos atrás”.

“Madrid Central era el inicio para caminar hacia una ciudad más saludable y que hiciera frente a la emergencia climática, pero esto al Gobierno del PP y Cs parece que le da igual”, ha sentenciado la diputada.

Con la nueva ordenanza se podrá dar permiso a 57.000 coches más de forma permanente para que puedan circular por la zona centro de Madrid. Estos permisos suponen dar pasos atrás en los avances conseguidos para la protección del medio ambiente y la salud. Por este motivo, para Más Madrid la ordenanza atenta contra el principio de no regresión ambiental que viene aplicándose hace tiempo y está presente en diversas normas, tratados y sentencias.

Más Madrid ha recordado que hay un informe de la Comunidad de Madrid que también reconoce ese retroceso y que hasta el propio alcalde lo ha llegado a admitir en Pleno. Asimismo el informe de la Universidad Politécnica de Madrid, que analiza Madrid 360, tampoco garantiza una mejora en la reducción de emisiones respecto al Plan A de Calidad del Aire.

Madrid Central entró en vigor el 30 de noviembre de 2018 y permitió que la única estación de medición de la contaminación del distrito Centro comenzara a cumplir los niveles permitidos por la legislación europea y nacional. En un estudio sobre su primer mes de funcionamiento, se calculó que dejó de emitir un 38% de las emisiones de NO2 y un 14,2% de las de CO2. Además, en su primer año de funcionamiento la contaminación bajó un 22% en Madrid Central y un 10% en el conjunto de la ciudad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú