Más Madrid alerta de que la salud de los escolares de Madrid Central está en riesgo con la Ordenanza de Almeida

  • En el distrito Centro viven más de 10.000 niños y niñas menores de 14 años y hay unos 50 centros educativos (entre escuelas infantiles, colegios e institutos), que en breve van a estar expuestos a más humo, más contaminación y más ruido por la entrada de 50.000 vehículos más diarios a Madrid Central
  • La diputada de Más País-Verdes Equo, Inés Sabanés, la portavoz de Más Madrid, Rita Maestre, y la concejala Esther Gómez han compartido con el AMPA del CEIP Isabel la Católica su alarma y preocupación. Los más pequeños son más vulnerables al efecto de la contaminación que los adultos, debido a la mayor permeabilidad de sus vías respiratorias
  • Rita Maestre ha lamentado que Almeida no haya considerado necesario sacar adelante una verdadera pacificación de las calles escolares, como Más Madrid ha propuesto en sus enmiendas a la Ordenanza dirigidas a mejorar los entornos de los centros educativos (por ejemplo, crear calles y caminos escolares)

Madrid, 9 de septiembre de 2021

El CEIP Isabel La Católica es uno de los centros escolares afectados por el aumento de 50.000 coches diarios y de contaminación en Madrid Central con la próxima aprobación de la Ordenanza de Movilidad del alcalde Almeida. La diputada de Más País, Inés Sabanés, la portavoz de Más Madrid en el Ayuntamiento, Rita Maestre, y la concejala Esther Gómez han acompañado hoy a las familias del AMPA y las niñas y niños en la entrada al colegio y han compartido su preocupación y alarma ante el riesgo que supone para la salud la política retrógrada de movilidad del PP.  

En el distrito Centro de Madrid viven más de 10.000 niños y niñas menores de 14 años, funcionan unos 50 centros educativos (entre escuelas infantiles, colegios e institutos) que en breve van a estar expuestos al humo, la contaminación y los ruidos que va a provocar la citada Ordenanza. 

“Es un enorme riesgo para la salud de nuestros escolares”, ha declarado Rita Maestre, “su vulnerabilidad al efecto de la contaminación es mayor que la de los adultos, debido a la mayor permeabilidad de sus vías respiratorias”. Además, sus funciones pulmonar, cerebral e inmunológica están todavía en desarrollo, lo que supone un mayor riesgo para la aparición de posibles patologías. 

Más Madrid presentó 54 enmiendas a la Ordenanza, entre las que estaba la creación de la figura de calle escolar y de camino escolar dentro de los tipos de vías de la ciudad, para proteger los entornos de los centros educativos, que el PP ha rechazado. “Claro, un alcalde al que no le importa en absoluto disminuir la contaminación y velar por la salud de su ciudadanía y cuidar el medio ambiente, no ha considerado necesario sacar adelante una verdadera pacificación de las calles escolares, como proponíamos en nuestras enmiendas” (vinculadas a la revuelta escolar del curso pasado)

Por su parte, la diputada de Más País- Verdes Equo, Inés Sabanés, ha subrayado que “es un momento excepcional, porque estamos ante la aprobación de una Ordenanza regresiva por parte del Ayuntamiento y con un marco de la Ley de Cambio Climático, entre cuyos objetivos figura reducir la contaminación y fijar especial atención en los entornos escolares, en los caminos seguros. Los escolares sufren con una gran intensidad los niveles altos de contaminación y por eso todas las propuestas que vayan en la dirección de meter más coches en el centro de la ciudad de Madrid tienen un efecto directo e inmediato en la salud de los niños y niñas”.  

Fundamental, pacificar las calles de los entornos escolares

Para Más Madrid es necesario pacificar con urgencia las calles por las que los niños y niñas caminan para dirigirse a sus colegios e institutos. Una iniciativa que incluiría cortes de tráfico a la entrada y salida de los centros, la reducción de la velocidad máxima permitida a los 20 km/h, la peatonalización de las que sea posible y el desarrollo de intervenciones diversas que aseguren que la infancia comienza a ser protegida de la contaminación atmosférica y acústica y de los riesgos asociados a la excesiva presencia de coches.

Es necesario elevar pasos de peatones en estas zonas, ensanchar aceras, ampliar las zonas estanciales y facilitar la llegada a los centros escolares en bicicleta y transporte público en condiciones de seguridad para los niños y niñas. Para que este cambio sea real, el reflejo de esta preocupación en esta ordenanza es imprescindible. /

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú