Más Madrid apuesta por un paquete de medidas de emergencia sanitaria y defensa de los derechos sociales

  • Pablo G. Perpinyà: “En esta crisis no basta con repartir culpas, hay que empujar con soluciones”

13 de marzo de 2020

El portavoz de Más Madrid en la Asamblea, Pablo G. Perpinyà, ha propuesto un paquete de medidas relacionadas con la emergencia sanitaria y la defensa de los derechos sociales destinadas a mitigar los peores efectos de la crisis del coronavirus, desde una posición de colaboración y lealtad institucional. “En esta crisis no basta con repartir culpas, hay que empujar con soluciones”, ha afirmado Perpinyà.

Desde Más Madrid se apuesta por al defensa de tres medidas básicas para mitigar los efectos sociales más injustos e inmediatos de la crisis del coronavirus:

– Habilitar un servicio para que todos los niños y niñas que tienen beca de comedor puedan seguir recibiendo la comida caliente todos los días en sus domicilios.

– Instar al Gobierno de España a que paralice todos los desahucios y aplique una moratoria a todos los contratos finalizados de alquiler.

– Los trabajadores han de poder acogerse a permisos equivalentes a la incapacidad temporal para poder cuidar de sus hijos e hijas de forma alternativa padres y madres sin que esto les repercuta en el salario.

En cuestiones sanitarias, las propuestas, que han sido coordinadas y trabajadas por la portavoz adjunta Mónica García, médica en activo en el Hospital 12 de Octubre, son las siguientes:

– Plan de contingencia de recursos humanos urgente y contundente que organice y ponga a todos los profesionales al servicio de la epidemia y de las urgencias, elaborando turnos de trabajo, descanso y puestos de trabajo rotatorios en aquellos lugares con mayor carga asistencial. A la suspensión de permisos de vacaciones habría que añadir la suspensión de los permisos de compatibilidad para que los profesionales sanitarios puedan centrar sus esfuerzos en la sanidad pública y la movilización de profesionales jubilados o liberados que voluntariamente quieran dar asistencia en esta crisis.

– Crear áreas hospitalarias de contención de la epidemia reservando plantas o espacios para el tratamiento de estos pacientes con la rotación de profesionales de forma planificada y segura. También es urgente habilitar nuevos espacios para albergar unidades de cuidados intensivos y unidades de cuidados intermedios, con el acopio y compra de respiradores, monitores y dispositivos de oxigenación extracorpórea. Además, habilitar el Hospital Gómez Ulla con toda su capacidad.

– La Consejería se adelantará a posibles situaciones futuras potenciando la labor de los comités de Ética para que el uso de los recursos sea equitativo y eficiente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú