Más Madrid denuncia la instalación de 38 cocinas fantasma en un patio de vecinos de La Prosperidad

  • El grupo municipal de Más Madrid ha denunciado hoy que una empresa internacional construya 38 cocinas fantasma, es decir, una instalación industrial, en un patio de vecinos del barrio de Prosperidad
  • La portavoz de Más Madrid, Rita Maestre, y la concejala Mar Barberán han conocido, junto a uno de los vecinos afectados, los exteriores de la instalación, que incluye una enorme chimenea para la salida de humos
  • Maestre: “Estamos radicalmente en contra de que se instalen decenas de cocinas industriales en zonas residenciales. La Prosperidad no es un polígono. El alcalde ignora las quejas legítimas que llevan haciendo los vecinos desde hace meses”
Mar Barberán y Rita Maestre frente a las 38 cocinas de un patio de vecinos en Prosperidad
Mar Barberán y Rita Maestre frente a las 38 cocinas de un patio de vecinos en Prosperidad. Foto: Más Madrid

Madrid, 16 de diciembre de 2020

Unas 700 familias del barrio de La Prosperidad sufren desde hace meses, en plena pandemia, las consecuencias de la construcción de 38 cocinas fantasma en su patio de vecinos. Se trata de una instalación industrial, en una zona residencial, que, al parecer, va ser un epicentro de producción y distribución de reparto de comida a domicilio. El grupo municipal de Más Madrid ha denunciado hoy que el Ayuntamiento de Madrid haya dado vía libre al proyecto y que no se proteja ni a los vecinos, ni al comercio, ni a la hostelería de la zona.

La portavoz de Más Madrid, Rita Maestre, y la concejala Mar Barberán han conocido, junto a los vecinos afectados, el exterior de las instalaciones ubicadas en un patio entre las calles Zabaleta y Canillas, que incluye una enorme chimenea para la salida de humos. Maestre ha afirmado que Más Madrid está “radicalmente en contra de que se instalen decenas de cocinas industriales en zonas residenciales”.

“Es inaceptable que calles de cinco metros de ancho, cercanas a una escuela infantil, un colegio o un hospital, sean el epicentro durante casi 24 horas de descarga de camiones, motos de reparto, ruidos, humos y focos de calor. La Prosperidad no es un polígono”, ha sentenciado la portavoz del grupo mayoritario en el Ayuntamiento, quien ha criticado que el alcalde ignora las quejas legítimas que llevan haciendo los vecinos desde hace meses. 

En ese sentido, la concejala Mar Barberán ha explicado que Más Madrid presentó una propuesta al Pleno de Chamartín de diciembre, que inadmitió la Junta, para intentar mediar en este problema y velar por las preocupaciones vecinales. 

En esa proposición se demandaba que la Agencia de Actividades, quien ha autorizado la licencia, revise urgentemente los parámetros urbanísticos y de la actividad. “Se ha concedido la licencia como si se tratara de una actividad industrial artesanal. Lo sería si hubieran montado un taller o un obrador, pero han montado 38 cocinas en un mismo local”, ha explicado la concejala.

Además, Más Madrid solicita que la Junta Municipal de Chamartín y la Agencia de Actividades se reúnan con las comunidades de propietarios afectadas para informar del proyecto que se está desarrollando en el patio de vecinos. También que la concejala del distrito, Sonia Cea, visite las comunidades de vecinos afectadas, la obra en marcha y el entorno de las calles para elaborar un informe que se comparta con los grupos municipales y que incluya cómo va a responder el equipo de Gobierno a las preocupaciones de los habitantes de esta manzana de Prosperidad.

Molestias constantes y perjuicio para el comercio y la hostelería

Más Madrid ha tenido conocimiento de que un fondo de inversión internacional está detrás de la construcción de estas cocinas, que pretenden estar en funcionamiento de lunes a domingo desde las 8:00 hasta las 2:00 h. 

Su actividad va a resultar en multitud de molestias para el barrio y los vecinos y vecinas: aumento del ruido (por la carga y descarga de mercancías, la actividad de los repartidores a domicilio, etc.); calor ambiental procedente de los transformadores eléctricos así como de los equipos de climatización, conservación de alimentos e industriales como hornos, freidoras y planchas; tráfico en calles de un solo sentido; malos olores; aumento de residuos en la vía pública, entre otros.

Por otra parte, Rita Maestre ha apuntado que una actividad de estas características puede afectar gravemente a las tiendas y restaurantes y bares del barrio: “¿Qué tipo de marcas van a operar en estas cocinas? ¿Van a comprar en los comercios y mercados de Prosperidad? ¿Van a estar al servicio de los restaurantes locales? Tanto el alcalde como la vicealcaldesa tienen una forma peculiar de defender la hostelería y el comercio, como llevan anunciando meses, especialmente en un momento tan delicado por la pandemia”.“Nos preocupa y mucho el modelo de ciudad por el que apuesta este equipo de Gobierno, basado en el ladrillo y en los coches, y ahora autorizando polígonos industriales dentro de la ciudad”, ha rematado la portavoz de Más Madrid.

1 Comentario. Dejar nuevo

  • Viví en La Prospe hasta mi boda, y aún paseo por allí con mi padre. Ayer pasé por el acceso de Zabaleta donde estaban construyendo parte de las cocinas, y es increíble que se haya aprobado tal barbaridad. Como se comenta en el artículo es una calle muy estrecha de un solo sentido y la descarga para abastecerla y la recogida de pedidos van a provocar un caos de movilidad y por ende de contaminación por humos y ruidos muy perjudiciales para la salud de las vecinas y vecinos. Sobre otros perjuicios lo deja claro el artículo. Otro ejercicio hipócrita del portavoz y casi nunca alcalde, a favor de grandes empresas y en contra de las vecinas y vecinos a los que debería dedicar sus atenciones.

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú