Más Madrid denuncia que el Gobierno municipal deja sin protección al edificio de Prado,30 y teme su derribo

  • La concejala Pilar Perea califica de “gravísimo” que el delegado de Urbanismo haya condicionado la protección del edificio al proyecto para el que se destine finalmente. “Proteger el patrimonio de la ciudadanía es una obligación del Ayuntamiento, no de los inversores”
  • “Se mantiene así la amenaza e incertidumbre que ya vivimos cuando se cedió gratis y a dedo por 75 años a la Fundación Ambasz”, critica Perea. El Ayuntamiento recuperó dicha cesión en 2018 y empezó a trabajar para revertir la desprotección, aprobando inicialmente un Plan Especial para protegerlo 
  • El grupo mayoritario en la ciudad de Madrid sospecha que el Gobierno municipal contempla, incluso, demolerlo, en función del uso que finalmente tenga. Más Madrid ha defendido la puesta en marcha de un centro de salud, muy necesario para el barrio de Las Letras, pero PP y Cs se han negado
Declaraciones concejala Pilar Perea sobre protección edificio Prado, 30

Madrid, 15 julio 2020

Aprobado inicialmente en enero de 2019, el Plan Especial que devolverá la protección al edificio de la calle Gobernador, 39 esquina con el paseo del Prado, 30 solo necesita el refrendo del Pleno del Ayuntamiento de Madrid para incrementar el nivel de protección del 3 ambiental (el más bajo) al 3 estructural. Sin embargo, el Gobierno municipal no va a protegerlo y Más Madrid teme que no descarte su demolición. La concejala de Más Madrid Pilar Perea ha calificado hoy de “gravísimo” que el delegado de Desarrollo Urbano, Mariano Fuentes, haya condicionado la protección al proyecto al que se destine finalmente el inmueble. 

Pilar Perea ha subrayado que con esta actitud, el Gobierno municipal “mantiene la amenaza e incertidumbre que ya vivimos con la cesión del edificio a la Fundación Ambasz”. Durante el mandato 2015-2019, el equipo de Gobierno municipal se encontró con un edificio que la exalcaldesa Ana Botella había desprotegido y cedido (gratis y a dedo) por 75 años a la Fundación Ambasz. Antes de recuperar dicha cesión, que se produjo en octubre de 2018, el Ayuntamiento ya había empezado a trabajar en cómo revertir la desprotección del inmueble y volver a protegerlo, ha recordado. 

Para la concejala de la primera fuerza política de Madrid, “proteger el patrimonio de la ciudadanía es una obligación del Ayuntamiento, no de los inversores”.

Cuando Botella lo desprotegió, el edificio tenía nivel 2 estructural, pero el PP lo rebajó a nivel 3 ambiental, la más baja que existe en el Plan General de Ordenación Urbana, mientras que en el Plan Especial aprobado en enero de 2019 la protección se aumentaba a nivel 3 parcial. Un PE es el marco para definir qué obras se pueden hacer y el uso que se da a un inmueble.

Para modificar el nivel de protección de un inmueble hay que pasar por la Comisión Local de Patrimonio Histórico de Madrid, dependiente de la Comunidad de Madrid. La actual directora de Patrimonio y Arquitectura del Ayuntamiento, Paloma Sobrini (que hasta el año pasado fue directora general de Patrimonio Cultural de la Comunidad de Madrid) dio el visto bueno en febrero de 2018 al dictamen de la Comisión Local de Patrimonio de la Comunidad de Madrid, que informaba favorablemente la propuesta del Ayuntamiento de incrementar la protección del edificio. 

El Área de Desarrollo Urbano Sostenible proponía volver a protegerlo a través de un Plan Especial, que fue aprobado inicialmente en enero de 2019 por la Junta de Gobierno del Ayuntamiento. Y el nuevo equipo de Gobierno “lo dejó olvidado en un cajón”.

 Cronología desde 2013

 .- En junio de 2013 el Ayuntamiento aprueba definitivamente la modificación puntual del Plan General de Ordenación Urbana de Madrid (PGOUM), que rebaja el nivel de protección del inmueble del nivel 2 estructural (que es muy estricto, protege fachada, escaleras y estructura) al nivel 3 ambiental (solo protegida fachada)

 .- En marzo de 2013, el Ayuntamiento de Madrid presidido por Ana Botella cedió por 75 años el inmueble a la Fundación Ambasz, donde el privado invertiría 10 millones de euros para construir el futuro Museo del Arte, Arquitectura, Diseño y Urbanismo (MAADU), impulsado por el argentino Emilio Ambasz. La Fundación Ambasz se haría cargo íntegramente del diseño y construcción del museo y de su funcionamiento durante el tiempo de la concesión.

 .- En enero de 2014 se aprueba definitivamente un Plan Especial del edificio, que cambia el uso del mismo y define el régimen de obras, y aumenta el 20% la edificabilidad.

El edificio del paseo del Prado, 30 estaba destinado a albergar oficinas y con este PE el uso cambió a equipamiento cultural. Precisamente, el incremento del 20% de la edificabilidad solo se puede realizar cuando el edificio es para equipamientos. El PGOUM permite dicho aumento si se redacta un Plan Especial en el que se demuestra que el edificio en cuestión se necesita para equipamientos (centro cultural, centro para mayores, colegio…). Ya estaba cedido el edificio a la Fundación Ambasz para ‘equipamiento singular’.

 .- En 2015 se intentó modificar el PE, pero se quedó solo en aprobación inicial (antes del cambio de Gobierno en las elecciones de mayo de 2015) para ajustar las condiciones finales del volumen del edificio tras el incremento del 20% de edificabilidad.   

.- En octubre de 2018 se ‘deshace’ la cesión a la Fundación Ambasz. La Junta de Gobierno de Madrid, presidida por la alcaldesa Manuela Carmena, aprobó una indemnización a la Fundación Ambasz de 1,4 millones de euros. Una cantidad con la que el Ayuntamiento compensaba la extinción de mutuo acuerdo de la concesión demanial del edificio situado en Prado, 30, que cedió la exalcaldesa Ana Botella gratis y a dedo a Ambasz.

 .- En enero de 2019 el Gobierno municipal aprueba inicialmente en Junta de Gobierno un Plan Especial para sustituir al PE de enero de 2014 y a la modificación del PGOUM de 2013 con el propósito de proteger nuevamente el edificio. Este PE del Gobierno de Carmena sube el nivel de protección del 3 ambiental (el más bajo) al 3 estructural, que protege las fachadas a la calle y la escalera principal, fachada a patio interior, zaguán en planta baja…/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú