Más Madrid denuncia que el Gobierno municipal está incumpliendo los acuerdos de movilidad de Pacto Cibeles


Solo han pasado 10 días y el Gobierno municipal ya está incumpliendo lo que se ha pactado por unanimidad y es un acuerdo de mínimos: los carriles bicis. Esto no fue lo que se acordó, ha recriminado la concejala Esther Gómez

Para la concejala Esther Gómez, a pesar de la mano tendida de Más Madrid y los acuerdos conseguidos, durante las negociaciones quedó claro la falta de estrategia de movilidad del equipo de Gobierno y su escaso compromiso con la sostenibilidad

El Gobierno de Almeida llegó a Cibeles con la promesa de acabar con Madrid Central y destruyendo carriles bicis. Ahora vuelve a quedar claro que la lucha contra la contaminación y por una ciudad más saludable no es su prioridad, ni siquiera tras la pandemia

El pasado 7 de julio se aprobaron solemnemente en el Pleno del Ayuntamiento los acuerdos para la reconstrucción de Madrid tras semanas de trabajo en distintas mesas sectoriales. Unos acuerdos, impulsados por Más Madrid, que tenían como uno de los elementos básicos la estrategia de ciudad y la movilidad sostenible. En este sentido, una de las medidas aprobadas fue la construcción de carriles bici provisionales y la ampliación de las zonas peatonales de fin de semana. Dos iniciativas que, si bien constituían para Más Madrid solo un mínimo de lo que sería necesario, por lo menos suponía cierto impulso a la movilidad ciclista y peatonal en la ciudad,

Sin embargo, solo unas semanas después de que todos los grupos políticos consiguieran unos acuerdos de mínimos para poner en marcha medidas necesarias para movilidad sostenible y segura, ya se están incumpliendo dichos pactos: se eliminan las calles que quedaban cortadas al tráfico los fines de semana y con la puesta en marcha de solo 12 kilómetros de carriles bici provisionales que, además, no están cumpliendo con los requisitos mínimos de seguridad, tal y como se había acordado. 

“Somos conscientes de que el Gobierno municipal tiene una visión de la movilidad antigua y que la lucha contra la contaminación nunca ha sido una prioridad para ellos, pero pensábamos que quizás la pandemia podría haberle hecho cambiar de opinión, aunque fuera un poco, y que por lo menos los mínimos que habíamos conseguido incorporar se iban a respetar, pero vemos que no está siendo así. En solo 10 días ni calles cortadas al tráfico ni carriles bicis seguros y útiles”, ha denunciado la concejala Esther Gómez que hoy ha visitado el carril bici provisional inaugurado cerca de Ifema y que ha provocado las críticas de los colectivos ciclistas. 

Gómez ha recordado que “se ha anunciado la instalación de seis carriles bicis inconexos entre sí, que en total suman únicamente 12,35 km. Se inclumple, por tanto, lo aprobado en los Acuerdos de Cibeles de que la red fuera continua, segura  y coherente, pero es que, además se actúa en ejes que ya cuentan con infraestructura ciclista. Lo que han hecho es una chapuza que incumple lo pactado. Este carril está pegado a la línea de estacionamiento, no hay separación con carriles de  circulación, es muy estrecho y no comunica con otras redes. Este no es el espíritu de lo que se aprobó”. Es el caso, por ejemplo, del tramo avenida de Daroca – Largo Caballero – avenida de Arcentales.

Dónde queda el acuerdo de dar más espacio al peatón

Sobre los cortes de tráfico para dar más espacio a los peatones, Gómez ha añadido que “acordamos ampliar los cortes de tráfico que se realizaban los fines de semana en los distritos y que como ya denunciamos en su momento eran escasos. Nos hemos encontrado con que de un plumazo hemos pasado de tener 36 tramos de calles destinadas a los peatones en 21 distritos a tener cortes únicamente de ocho distritos. Podemos comprender que alguna actuación no haya dado los resultados esperados, pero el compromiso era aumentar las zonas liberadas al tráfico para que la ciudadanía pueda pasear y practicar deporte y constatamos un incumplimiento total tan solo 10 días después de la aprobación de los Pactos”. 

Dar más espacio a peatones y ciclistas es necesario para guardar la distancia de seguridad y favorecer una ciudad de cercanía, en la que podamos acceder a los servicios necesarios de forma más cómoda y cercana. París, Berlín, Barcelona, Palma, México o Bogotá son ciudades que están mejorando de forma exprés sus redes ciclistas y el espacio peatonal para mejorar el día a día de sus habitantes.

Es una cuestión de salud, ya que nos enfrentamos a una pandemia y se impone mantener distancias de seguridad, pero también porque son medidas que si se aplican de forma ambiciosa reducen la contaminación, que provoca miles de muertes prematuras al año y que ahora también se relaciona con una mayor virulencia del coronavirus.

Solo en Europa se han construido 1.500 kilómetros de carril bici y la aportación de Madrid, además de hacerse esperar, es muy decepcionante. Solo se van a hacer 12 kilómetros de carril bici provisional. Se está perdiendo una oportunidad única de impulsar la bicicleta en Madrid y responder a la creciente demanda existente.

De hecho, el alcalde, José Luis Martínez-Almeida, ya declaró sus intenciones de no tocar el espacio del coche, lo que queda de manifiesto en este carril bici de Ribera del Sena, que no cuenta con el espacio necesario para la circulación de bicicletas: es unidireccional, pegado a una banda de aparcamiento, muy estrecho y sin separación específica del tráfico rodado. Precisamente, éste mantiene los dos carriles de circulación y no dudará en invadir el escaso espacio destinado a la bicicleta, lo que pone en peligro la integridad física de las personas que puedan llegar a plantearse usar este carril. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú