Más Madrid exige a Almeida medidas contundentes para reducir la contaminación y una revisión del protocolo

  • La portavoz de Más Madrid, Rita Maestre, y la concejala Esther Gómez han visitado hoy la estación de medición de calidad del aire de la plaza del Carmen, la única del distrito Centro, que ahora está en riesgo de perder los datos de registro de la serie histórica 
  • La OMS acaba de endurecer sus recomendaciones sobre calidad del aire y hace una llamada de alerta a los gobiernos para que adopten más medidas contra la contaminación, un “asesino silencioso” que mata a millones de personas. Madrid es la ciudad europea con más muertes por contaminación
  • Rita Maestre ha pedido al alcalde que sea ambicioso y que adopte más medidas para luchar contra la contaminación, como ampliar Madrid Central hasta la M-30, y que actualice el protocolo de contaminación e incluya también las partículas en suspensión como tienen ya Barcelona, Valladolid o Murcia

Madrid, 23 de septiembre de 2021

Justo cuando la Organización Mundial de la Salud (OMS) acaba de endurecer sus recomendaciones sobre calidad del aire y hace una llamada de alerta a los gobiernos para que  adopten más medidas para luchar contra la contaminación en las ciudades, el alcalde, José Luis Martínez-Almeida, recorta y hace justo lo contrario, poniendo en marcha una zona de bajas emisiones en el distrito centro que es un retroceso respecto a Madrid Central y un paso atrás en la protección de la salud de los habitantes de Madrid. La portavoz de Más Madrid en el Ayuntamiento, Rita Maestre, y la concejala Esther Gómez han visitado hoy la plaza del Carmen, donde se ubica la única estación de medición de la calidad del aire del distrito Centro y que ahora corre el riesgo de ver alteradas sus mediciones. 

Ayer finalizó la Semana Europea de la Movilidad con la entrada en vigor de una regresiva zona de bajas emisiones, un Madrid Central Fake, que es un paso atrás en el cuidado del medio ambiente y la salud de las personas, al permitir la entrada de un 40% más de vehículos diariamente en el centro de la ciudad, 50.000 coches más, ha recordado Rita Maestre. 

Y mientras crece la evidencia sobre el impacto de la contaminación en la salud, Almeida retrocede. Después de 15 años, la OMS ha revisado los valores recomendables de dióxido de nitrógeno (N02) y los ha rebajado de 40 microgramos por metro cúbico a 10. Ninguna estación de la ciudad cumple ese límite, de hecho, la más baja es la de El Pardo, con 16 microgramos por metro cúbico en 2019. La OMS también ha reducido los niveles de partículas en suspensión que considera seguros a unos valores que tampoco cumple Madrid. 

La portavoz de la fuerza mayoritaria en la capital ha exigido al alcalde que sea ambicioso y que adopte más medidas para luchar contra la contaminación, como la ampliación de Madrid Central que Más Madrid propuso en la Ordenanza, la creación de una M-35 del transporte público, la ampliación de BiciMAD a toda la ciudad y una red de carriles bicis segregados. 

Actualizar el protocolo de contaminación

Otra de las propuestas de Más Madrid, ante la situación de emergencia climática que atraviesa el mundo, “de la que este Ayuntamiento no puede ser ajeno”, es actualizar el protocolo de contaminación y revisar los umbrales de dióxido de nitrógeno (NO2) a partir de los que se activa, e incluir también las partículas en suspensión, como tienen ya otras ciudades como Barcelona, Valladolid o Murcia. Y debería estudiarse un refuerzo de las medidas de dicho protocolo. 

“Madrid no puede seguir siendo una ciudad solo para los coches, basta ya de un gobierno y de un alcalde que da prioridad a los coches, no tiene sentido para nuestra salud ni para nuestra economía”, ha declarado Rita Maestre. 

Con esta actualización de sus recomendaciones, cuya última versión era de 2005, la OMS lanza un contundente mensaje para animar a los gobiernos a tomar medidas. Se trata de una llamada a la acción que el Ayuntamiento de Madrid no puede ignorar. La OMS recuerda que la contaminación es “un asesino silencioso”, que mata a millones de personas en el mundo, también en ciudades como Madrid, que es la ciudad europea con más muertes por contaminación.  

Además, la zona de bajas emisiones de Almeida se queda muy lejos de cumplir los límites legales establecidos por la Unión Europea, que serán revisados próximamente para acercarse a las recomendaciones de la OMS.

Una estación fundamental en peligro

Por su parte, la concejala Esther Gómez ha recordado que la estación de medición de la contaminación de plaza del Carmen está en riesgo de ser desconectada o cambiada de ubicación. Se trata de una de las 24 estaciones de la red de calidad del aire del Ayuntamiento, pero no una cualquiera, es la única del distrito Centro, fundamental para medir la contaminación y la evolución de medidas como Madrid Central. 

El problema es que en esta plaza se van a acometer obras de reforma y las mediciones pueden verse afectadas, además de convertirse en el pretexto perfecto para eliminar la estación. “Si la estación se mueve o se apaga, se romperá la serie histórica y será imposible determinar el estado de la calidad del aire y si cumplimos con la legislación vigente”, ha insistido la edil de Más Madrid. 

Las exigencias de Más Madrid al Gobierno de Almeida en este sentido, son dos:  

  1. Que se evite al máximo la afección a la estación y, si no es posible, se busque con tiempo una ubicación alternativa equiparable dentro de Madrid Central.
  2. Que la estación de la plaza del Carmen se quede en su ubicación actual tras las obras de reforma. /
Menú