Más Madrid exige al Ayuntamiento que se siente con Adif para hablar de la situación insostenible para los vecinos del Espacio Delicias

● El grupo municipal de Más Madrid denuncia que el nuevo complejo de ocio Espacio Ibercaja Delicias molesta al vecindario con estruendo y vibraciones, y exige al Ayuntamiento que se siente con Adif a hablar del uso de los terrenos

● La portavoz de Más Madrid, Rita Maestre: “Los vecinos denuncian que están en una especie de verbena permanente, es algo insostenible e incompatible con el descanso de cientos de familias. Almeida, una vez más, no ejerce como alcalde y no hace nada por el bienestar de los madrileños”

● Más Madrid preguntará al Ayuntamiento en el pleno de Arganzuela si va a medir la contaminación acústica, cómo y cuándo lo hará y de qué manera darán a conocer esas mediciones

Declaraciones sobre Espacio Delicias de Rita Maestre, y José Luis Nieto. Representantes de Stop Espacio Delicias, Manuel García y Melquíades Gaspar González.
De izquierda a derecha, el concejal de Más Madrid José Luis Nieto, la portavoz de Más Madrid, Rita Maestre y vecinos de Stop Espacio Delicias.

Madrid, 13 de octubre de 2021

En los más de diez días que lleva abierto el Espacio Ibercaja Delicias, un complejo de tres carpas de carácter “temporal” con espectáculos, ubicado en pleno barrio residencial de Arganzuela, ha alterado gravemente la vida del vecindario. La causa es el estruendo y las vibraciones que se oyen y sienten durante el día y la noche. “El Espacio Ibercaja Delicias está rodeado de edificios de viviendas y tiene una residencia de mayores y una escuela infantil a pocos metros. Entre los ensayos y algunos eventos que se celebran durante el día, y los espectáculos que hay de noche, los vecinos denuncian que están en una especie de verbena permanente. Es algo insostenible e incompatible con el descanso de cientos de familias”, ha sentenciado la portavoz de Más Madrid en el Ayuntamiento, Rita Maestre, quien ha exigido a Almeida que se siente con Adif, la propietaria de los terrenos, para hablar de los usos de esta parcela y también para que haga cumplir la normativa de contaminación acústica en esta zona tan sensible.

“El barrio de Delicias está muy poblado y tiene una carencia mayúscula de servicios públicos. En el anterior mandato empezamos a negociar con Adif que en este solar se levantaran equipamientos públicos. Almeida, una vez más, no ejerce como alcalde y no hace nada por el bienestar de los madrileños”, ha afirmado la portavoz del grupo municipal, quien ha indicado que lo deseable sería que este centro de ocio se ubicara en otro lugar de la ciudad. Maestre, que es también concejala del distrito de Arganzuela, ha visitado este miércoles la zona acompañada de vecinos de la plataforma Stop Espacio Delicias.

El grupo municipal de Más Madrid conoce los problemas que tiene la zona y puso en conocimiento del alcalde este problema en la comisión de Urbanismo. Asimismo, apoya la movilización de los vecinos y vecinas, que se han agrupado en la Plataforma Stop Espacio Delicias y celebraron una protesta a final de septiembre, pocos días antes de que el complejo empezara su actividad. Precisamente, en el pleno de Arganzuela de este miércoles, Más Madrid preguntará a la Junta Municipal si va a medir la contaminación acústica, cómo y cuándo lo hará y de qué manera darán a conocer esas mediciones.

Por su parte, el concejal de Más Madrid José Luis Nieto ha señalado que si bien se ha considerado que la instalación es temporal, “la empresa concesionaria tuvo que cimentar para levantar las carpas, de temporal tiene poco”. En ese sentido, ha apuntado que en este caso, aunque la licencia no exige una declaración de impacto ambiental, el Ayuntamiento de Madrid debería exigirla, puesto que se trata de un espacio que sin duda está teniendo un terrible impacto en la vida de los vecinos y para el entorno y es posible que continúe funcionando más allá de lo que se ha firmado.

Terrenos que iban a alojar equipamientos municipales

Las carpas del Espacio Ibercaja Delicias se encuentran en los terrenos de Adif que hay junto a la estación de tren de Delicias, en pleno barrio residencial. El anterior gobierno municipal de Manuela Carmena abrió el camino para en 2018 para poner los terrenos a disposición de los vecinos con un convenio entre el Ayuntamiento de Madrid, Adif y más instituciones. Estaba previsto proyectar equipamientos públicos para el barrio, como centros educativos, un polideportivo, una biblioteca, un centro cultural o un centro juvenil.

Sin embargo, el gobierno del PP de Almeida desechó el proyecto y no hizo nada para luchar por los servicios públicos para Delicias. En 2019, Adif alquiló los terrenos a una iniciativa privada por dos años prorrogables a otros dos, que finalmente se inauguró el pasado 30 de septiembre. Aparte de las increíbles molestias de ruido para la zona, también llega más tráfico privado, lo que perjudica seriamente el día a día de los vecinos, que, a cambio, se ven privados de contar con los equipamientos que necesita el barrio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú