Más Madrid exige la puesta en marcha del Consejo de Cultura con el reglamento vigente y aprobado en Pleno

  • La concejala de Más Madrid Pilar Perea ha criticado en la Comisión de Cultura y Deportes que el Gobierno municipal no solo haya decidido no convocar este Consejo, sino que se ha empeñado en hacer un nuevo reglamento sin hacer caso a que hay uno vigente y aprobado por el Pleno, fruto de la escucha al sector
  • El reglamento que quiere imponer Andrea Levy, frente al que está en vigor, recorta competencias y funciones; suprime la participación ciudadana; está politizado no garantiza la publicidad ni transparencia de las sesiones; y elimina toda referencia a compromisos culturales de España en el ámbito internacional
  • La creación del Consejo de Cultura situaba a Madrid a la altura de otras ciudades europeas en su relación con el tejido cultural. Por primera vez, la participación en materia cultural era oficial y tangible, y sentaba juntos al Ayuntamiento, al sector cultural y a las asociaciones ciudadanas
Declaraciones Pilar Perea sobre Consejo de Cultura (Comisión Cultura y Deportes)

Madrid, 14 de julio de 2020

Madrid nunca había tenido un Consejo de Cultura, un organismo que sí existe, por ejemplo, en otras ciudades españolas o en la propia Comunidad de Madrid. El Consejo de Cultura de la Ciudad de Madrid era una demanda histórica del sector y, por ello, se creó en el mandato anterior su reglamento fue aprobado en el Pleno del Ayuntamiento en enero de 2019. Pero el Gobierno del PP y Cs, concretamente la responsable del Área de Cultura, Turismo y Deportes, Andrea Levy, no solo ha decidido no convocar este Consejo, sino que “se ha empeñado en hacer un nuevo reglamento del Consejo de Cultura, sin hacer caso al hecho de que el vigente es el fruto de la escucha al sector”, denuncia la concejala de Más Madrid Pilar Perea. “Vigente desde hace más de un año y aprobado por el Pleno del Ayuntamiento”.

La edil del primer grupo político de la capital ha planteado hoy este asunto en la Comisión de Cultura y Deportes del Ayuntamiento, donde “hemos insistido a la delegada de Cultura que no tiene sentido hacer algo que ya existe, que es válido y que se diseñó y consensuó con el sector”. Recuerda Pilar Perea que “fueron meses de reuniones, escuchas y debates las que destilaron la redacción definitiva”. 

El resultado fue un reglamento “participado hasta la extenuación, donde se atendieron las aportaciones del sector y, por tanto, muy valorado por éste”. Todo este proceso de codiseño, completamente transparente, con todos los datos, documentos, participantes, aportaciones, etc., publicados y accesibles para cualquiera que quiera consultarlo, está la página web del Ayuntamiento que recoge las noticias municipales:  https://diario.madrid.es/consejodecultura/

Fruto de un largo trabajo consensuado con el sector

La creación del Consejo de Cultura situaba a Madrid a la altura de otras ciudades europeas en su relación con el tejido cultural, ha recordado Pilar Perea. Este nuevo órgano iba a estar formado por un Pleno del Consejo, siete mesas sectoriales, una comisión asesora y un comité social. Y su propósito era convertirse en una herramienta de participación para crear puentes de colaboración entre el sector cultural y el Ayuntamiento de Madrid. “Este Consejo de Cultura suponía por primera vez que la participación en materia cultural era oficial, real, tangible, con un reglamento que le daba espacio y que sentaba juntos al Ayuntamiento y al sector cultural, así como a asociaciones ciudadanas”.

El Consejo de Cultura iba a empezar a funcionar en la primavera del año pasado con la celebración del primer pleno constituyente, tras la elección de los vocales de las siete mesas sectoriales que serían miembros del Pleno del Consejo. Las elecciones municipales y el cambio de equipo de Gobierno municipal dejaron su puesta en marcha en espera.

Su creación fue fruto de un largo y laborioso procedimiento de participación y escucha con el sector de la cultura y los diferentes partidos políticos, que arrancó en abril de 2018 y que contó con la participación de más 300 profesionales y representantes de la cultura de Madrid.

Salió adelante en el Pleno del Ayuntamiento con los votos de Ahora Madrid y el PSOE, promotores de la iniciativa. Y antes de las elecciones municipales del año pasado quedaron constituidas las mesas sectoriales y los vocales del pleno. 

Un reglamento vigente y aprobado en el Pleno

“A Andrea Levy,” lamenta la concejala del grupo municipal más numeroso del Ayuntamiento, “le hemos contestado puntualmente a sus intentos de ningunear el reglamento vigente y saltar al nuevo texto, pero no nos atiende y sigue adelante con ‘su’ reglamento, diciendo que la oposición es la que está poniendo las trabas” para poner en marcha el Consejo de Cultura. En este sentido, Pilar Perea ha insistido en que el Consejo ya existe, tiene su reglamento y está formado por siete mesas sectoriales integradas por asociaciones, entidades, profesionales de la cultura, expertos, artistas. Sin embargo, “Levy no se ha dignado a convocarlas y ha mostrado un absoluto desprecio por todo este trabajo. Podía haber modificado lo que considerara, se encontró el trabajo ya hecho, pero vuelve a iniciar todo el procedimiento de cero”. 

La concejala de Más Madrid, que ya en enero pasado reclamó la convocatoria del Consejo de Cultura, ha vuelto a recordar que España está obligada a cumplir con el artículo 15.1a) del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, interpretados en la Observación nº21 de Naciones Unidas que recoge el derecho a participar en la vida cultural y reconoce la participación en el diseño de las políticas públicas. En el texto nuevo que propone el área de Cultura, sin embargo, se elimina toda referencia al marco normativo internacional, de lo que subyace toda una declaración de intenciones.

El Gobierno municipal debe convocar el Consejo de Cultura en vez de intentar impedir un trabajo bien hecho, que  el sector de la capital estaba esperando, porque supone un claro retroceso en la participación y reconocimiento de la interlocución legítima para construir una verdadera política cultural madrileña y hacerlo de forma conjunta.

Comparativa

Además, Pilar Perea ha comparado el reglamento vigente con el que quiere imponer Andrea Levy, que recorta competencias y funciones, eliminando cualquier posibilidad de evaluación crítica de las políticas culturales municipales; suprime la participación ciudadana y es mucho menos heterogéneo e independiente debido a la politización de los miembros del pleno del Consejo y otorgando mayor peso de los representantes de los partidos políticos y administraciones públicas en detrimento de las asociaciones; no garantiza la publicidad ni transparencia de las sesiones y como ya se ha visto elimina toda referencia a compromisos de España en el ámbito cultural internacional. /

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú