Más Madrid pide que se introduzcan cláusulas sociales de mejoras salariales en la contratación pública

  • La concejala de Más Madrid Esther Gómez ha reclamado que los trabajadores de las empresas que contratan con el Ayuntamiento tengan unas condiciones laborales dignas y que se ajusten a los convenios sectoriales
    
  • Para Más Madrid, es fundamental que se mantengan y se defiendan estas mejoras laborales en las licitaciones municipales y que la eficiencia y el ahorro de costes de la contratación no se realicen a costa de las condiciones laborales de los trabajadores que prestan servicios municipales
    
  • La incorporación de estas cláusulas es posible desde enero de 2016, cuando el anterior equipo de Gobierno aprobó una instrucción de cláusulas sociales en la contratación (aplicando de manera exitosa la de mejoras salariales en las escuelas infantiles), y gracias a la Ley de Contratos del Sector Público de 2017
Área de Hacienda y Personal
Declaraciones Esther Gómez Comisión Hacienda, cláusulas sociales mejora salarial


Madrid, 15 de febrero de 2021

Los trabajadores de las empresas que prestan servicios a la ciudadanía a través del Ayuntamiento de Madrid deben tener unas condiciones laborales y salariales dignas. Por esta razón, el grupo municipal de Más Madrid ha reclamado hoy en la Comisión de Hacienda y Personal, Economía, Innovación y Empleo que la contratación pública del Ayuntamiento incorpore cláusulas sociales en las que primen las mejoras salariales referenciadas a los convenios sectoriales. 

Cuando se determina el presupuesto de licitación de un contrato, los costes de personal se calculan a partir del convenio sectorial, nacional, autonómico o provincial, nunca debe utilizarse el convenio de empresa, ha explicado Esther Gómez. Si el precio del contrato no incluye ese factor de corrección en los pliegos -es decir, que las condiciones salariales tengan como muestra las establecidas en los convenios sectoriales-, las empresas cuyo convenio colectivo propio abona menos retribuciones a sus trabajadores tienen más margen para realizar una baja económica. 

Esta circunstancia -que el grupo municipal mayoritario en la ciudad pretende evitar con su iniciativa- “vulnera los principios de igualdad de trato, libre competencia y no discriminación”. La concejala de la primera fuerza política de la capital Esther Gómez ha explicado, en este sentido, que se trata de que los pliegos de los contratos que licitan el Ayuntamiento y sus organismos autónomos y empresa públicas contengan cláusulas que aseguren que las condiciones laborales de los empleados de las empresas adjudicatarias no están por debajo del convenio colectivo nacional del sector o,  en caso de no que no haya, del regional.

La incorporación de estas cláusulas sociales es posible desde enero de 2016, cuando el anterior equipo municipal de Gobierno aprobó una instrucción de cláusulas sociales en la contratación, y luego por la propia Ley de Contratos del Sector Público de 2017. 

“Pero no basta con que exista esa posibilidad -ha subrayado Esther Gómez-, sino que cada cada órgano de contratación debe promoverlas e introducirlas”. Y el PP se está escudando en razones técnicas, porque algunos tribunales han hecho una interpretación restrictiva en contra de la aplicación de estos criterios, para decir que no se pueden poner. 

La propia Ley de Contratos del Sector Público (LCSP) menciona claramente la conveniencia de seleccionar las ofertas de mejor calidad/precio, evitar aquellas anormalmente bajas y luchar contra la competencia desleal en las contrataciones públicas. Y en su artículo 145 establece que se tendrán en cuenta criterios de adjudicación, entre otros, de mejora de las condiciones laborales y salariales.

Y el Tribunal de Contratación Administrativa de la Comunidad de Madrid afirma en diversas resoluciones que “promover la estabilidad laboral de los trabajadores durante la ejecución del contrato por la vía de ofertar salarios superiores redunda necesariamente en una mayor calidad prestacional en la ejecución del contrato….”.

Para Más Madrid es fundamental que se mantengan y se defiendan estas mejoras laborales en las licitaciones municipales y que la eficiencia y el ahorro de costes de la contratación no se realicen a costa de las condiciones laborales de los trabajadores que prestan servicios municipales.

Precisamente, en el mandato anterior se aprobó la introducción de las cláusulas sociales en la contratación pública municipal, de manera que el criterio económico dejó de ser decisivo en la adjudicación (enero de 2016). Cambiaba así la perspectiva de la contratación del Ayuntamiento, dando entrada a otros criterios como la igualdad, accesibilidad, seguridad y salud laboral, empleo, estabilidad del mismo y formación en el lugar de trabajo.  Por ejemplo, las cláusulas de mejoras salariales se aplicaron en las escuelas infantiles de manera exitosa. / 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú