Más Madrid propone 11 medidas para un inicio de clases seguro y de calidad en las universidades de la región

El grupo de Jóvenes Más Madrid presenta una batería de propuestas para hacer frente a la pandemia del COVID-19 en las universidades de la Comunidad, garantizando la igualdad de oportunidades, la calidad de enseñanza y la salud mental del alumnado.

Jóvenes Más Madrid ha lanzado este lunes un manifiesto que incluye 11 propuestas para una vuelta a las aulas universitarias “segura y de calidad”, en medio de la pandemia de Covid-19. Estas medidas, del ámbito académico, económico y el de la salud mental, han sido desarrolladas después de realizar una encuesta con alumnos universitarios de diferentes centros de la Comunidad de Madrid.

“Ante el abandono, en muchos casos, de las propias universidades y de la Comunidad de Madrid, lanzamos este manifiesto para exigir responsabilidades. El reloj sigue contando. Hay universidades que ya han empezado sus clases sin medidas suficientes y tantas otras siguen a la espera de soluciones concretas a tan solo unos días de su inicio” afirman desde la formación. 

Clara Ramas San Miguel, diputada en la Asamblea de Madrid por el grupo Más Madrid y portavoz del mismo en la comisión de Universidades, ha trabajado de manera paralela al grupo Joven en propuestas para el nuevo curso académico y afirma que “es esencial que en este inicio de curso se ponga toda la atención en garantizar la seguridad y el bienestar para todos los miembros de la comunidad universitaria. En el final de curso, tanto docentes como estudiantes sufrieron las dificultades derivadas de la propia pandemia, la falta de adaptación a la docencia online, las condiciones no siempre óptimas en casa y, en ocasiones, la falta de organización. Todos estos problemas no pueden repetirse en el comienzo de curso. El Gobierno autonómico tiene que hacer un esfuerzo presupuestario añadido a los fondos que reciba del Gobierno central e invertir en las universidades madrileñas, sistemáticamente infrafinanciadas desde hace años: blindar el sistema de becas, formar al profesorado para la docencia online y dotar a las universidades de recursos e infraestructuras”.

Desde la congelación del precio de las segundas matrículas, a la creación de un servicio de control de calidad y garantías de las clases impartidas de manera telemática, pasando por un refuerzo de la red pública de atención psicológica, estas once medidas se concretan en tres pilares: el académico, el económico y el de la salud mental. 

En esta línea sostienen que en el curso pasado vimos como las universidades no estaban adaptadas para una formación impartida de manera online, y que esto repercutió en el aprendizaje del alumnado. Además, la actual crisis económica ha mermado la capacidad de muchas familias en nuestra región, y es algo que no se puede obviar: las universidades públicas tienen que ofrecer una educación de calidad a todos los alumnos que así lo requieran sin excepción. Por último, consideran de tremenda importancia la repercusión que la pandemia ha tenido en la salud mental del alumnado universitario, con un fuerte crecimiento de enfermedades como la depresión o la ansiedad; fruto de la incertidumbre que llevan teniendo que enfrentar desde el inicio del estado de alarma. “No es normal tener una sociedad en la que las generaciones más jóvenes sufren este nivel de ansiedad. La salud mental sigue siendo una asignatura pendiente en nuestras universidades e instituciones. Es el momento de darle la importancia que merece” comentan desde la formación. 

A continuación puedes consultar el manifiesto completo donde se incluyen las 11 medidas de manera detallada.

Manifiesto_1-3

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú