fbpx

Más Madrid propone ayudas municipales de hasta 1.000 euros a las familias que no tengan coche 

  • El grupo mayoritario en el Ayuntamiento de Madrid apuesta, en la Semana de la Movilidad, por reducir el uso del coche dando ayudas a los hogares que no tengan coche  
  • La portavoz, Rita Maestre: “La salud de los madrileños y la lucha contra el cambio climático requieren medidas valientes y decididas. En Madrid debe haber menos coches, más uso de un mejor transporte público y facilidades para desplazarse en bici o a pie” 
  • Más Madrid también plantea dar un cheque bici de hasta 1.000 euros para aquellas personas que lleven su coche diésel o gasolina al desguace 
Rita Maestre y Esther Gómez presentando las nuevas propuestas de movilidad de Más Madrid.
Rita Maestre y Esther Gómez presentando las nuevas propuestas de movilidad de Más Madrid.

Madrid, 15 de septiembre de 2022 

“Madrid tiene que avanzar hacia un modelo más sostenible, más verde, más amable, con menos coches y más espacio para las bicicletas y los peatones, y esto es posible. Lo están haciendo muchas ciudades europeas de nuestro entorno. Solo se necesitan gobiernos valientes que tomen medidas inmediatas, y tengan un proyecto de futuro para la ciudad. Madrid ha pasado de ser referente internacional en movilidad  a estar parada y esto no puede continuar”. Así de contundente se ha mostrado la portavoz de la principal fuerza política en el Ayuntamiento de Madrid, Rita Maestre, durante la presentación de las propuestas de Más Madrid en el comienzo de la Semana de la Movilidad. 

La principal propuesta consiste en premiar con ayudas directas a las familias que no tengan coche. Es decir, abrir una convocatoria de subvenciones que se repartirían por niveles de renta. Para los hogares con 15.000 euros o menos de renta per cápita la ayuda sería de hasta 1.000 euros (por ejemplo, una pareja y un hijo con ingresos de 45.000 euros). Los hogares con 20.000 euros de renta per cápita recibirían una ayuda de hasta 500 euros (por ejemplo, una pareja con un hijo e ingresos de 60.000 euros). La comprobación de si un hogar tiene vehículo se haría a través del padrón de vehículos y del impuesto de circulación, ambos de competencia municipal. 

“Son propuestas en la línea de las políticas que siempre hemos defendido desde Más Madrid y a las que ahora añadimos ayudar a las familias ante el aumento del coste la vida, de la cesta de la compra, de la factura de la luz y el gas, de la vuelta al cole…”, ha afirmado Rita Mestre. En ese sentido, ha explicado que Más Madrid persigue conseguir que haya menos coches, y por tanto reducir la contaminación de nuestra ciudad, primar el uso del transporte público y promover la movilidad en bicicleta. “Llevamos más de tres años de gobierno negacionista de Almeida, que siempre favorece el uso del coche, no aporta nuevas ideas ni recursos para el transporte público y odia y persigue el uso de la bici. Justo lo contrario de lo que están haciendo otras capitales españolas y europeas”, ha subrayado.  

En rueda de prensa, Maestre y la concejala Esther Gómez también han detallado otra nueva propuesta, la “Tarjeta Cero”, que busca incentivar el uso del transporte público y los desplazamientos en bicicleta. Si un propietario lleva su coche diésel o gasolina (etiqueta A, B y C) al desguace, el Ayuntamiento de Madrid te entrega una tarjeta de transporte sostenible en la que se da a elegir entre el abono transporte anual durante tres años (unos 1.500 euros) o un cheque bici de hasta 1.000 euros para comprar bicicletas. Puede ser bici eléctrica, normal, o se pueden comprar varias bicis en función de los miembros de la familia. La unidad familiar no podría adquirir ningún otro vehículo (coche, moto, furgoneta que no sea de uso comercial, etc.) en el plazo de al menos cinco años para conservar la ayuda, aunque podría exceptuarse uno cero emisiones.  

Una tercera propuesta es un descuento del 50% sobre las tarifas actuales de BiciMAD a partir del 1 de septiembre. Es decir, con efecto retroactivo, ya que el transporte público de todo el país tiene un descuento del 50% desde esa fecha para paliar las consecuencias económicas de la guerra de Ucrania y fomentar el uso del transporte público. Aunque BiciMAD no está integrado en las tarifas del Consorcio Regional de Transportes de Madrid, Más Madrid cree que presta un servicio público muy importante para la ciudad y debe tener ese descuento. 

“No se trata solo de moverse de forma más eficiente, más rápida y más sostenible sino de construir una ciudad más amable y agradable para todos. Una ciudad de los 15 minutos, es decir, una ciudad para las personas que la habitan”, ha afirmado Maestre.  

Madrid, una ciudad con futuro 

Por su parte, la concejala Esther Gómez ha explicado las propuestas de Más Madrid que pretenden transformar nuestra ciudad. “Queremos que Madrid se convierta en una ciudad de los 15 minutos, que, en cada barrio, se pueda acceder a los servicios básicos en  menos de un cuarto de hora, en la que también gracias a la movilidad sostenible, los desplazamientos se reduzcan. Llevamos todos estos años proponiendo cómo mejorar la movilidad de nuestra ciudad y el Gobierno de Almeida no ha movido un dedo. Necesitamos un equipo de gobierno progresista para llevar a cabo estas propuestas y hacer que Madrid se ponga a la altura de otras ciudades del mundo”. 

Más Madrid ha propuesto medidas valientes y decididas ante la inacción y la inoperancia de Almeida y que exige que se lleven a cabo coincidiendo con la Semana de la Movilidad. El proyecto “Crece, Madrid Central” plantea multiplicar la zona de bajas emisiones puesta en marcha en el anterior mandato por 12 para extenderla a todo el interior de la M-30 y estudiar cómo llevar estas zonas a todos los distritos de Madrid en 2023. Se haría en los distritos de Centro, Arganzuela, Retiro, Salamanca Chamartín, Tetuán, Chamberí y parte de Moncloa-Aravaca, pasando de 472 a 5.890 hectáreas. 

La ampliación de Madrid Central debe ir acompañada de la reforma de los accesos y varias vías de entrada a Madrid. Con ese objetivo, Más Madrid ha diseñado cuatro proyectos clave que cambiarían por completo la fisonomía de nuestra ciudad, pasando de autopistas urbanas con altos niveles de contaminación a espacios más verdes, que priman el transporte público y el espacio para la bicicleta y el peatón.  

Santa María de la Cabeza y del Corazón plantea transformar la vía que conecta Orcasitas, plaza Elíptica, Arganzuela y Atocha mediante la ampliación en un 90% del espacio peatonal y ajardinado; crear 15 kilómetros de carril bici e implantar una línea de autobuses rápidos de alta capacidad para unir Atocha con plaza Elíptica en 11 minutos y en 18 con Orcasitas.   

Otro cambio imprescindible para Madrid es el Paseo Verde Latina, una propuesta de reforma integral del acceso por la A-5 que aúna movilidad con salud y la calidad de vida y con las infraestructuras de alta capacidad. Incluye dos niveles, uno soterrado para priorizar los buses interurbanos, y otro en superficie para un bus de alta velocidad, carriles bici, aceras anchas, etc. 

Más Madrid continúa exigiendo a Almeida que cumpla el compromiso aprobado en el pleno de Cibeles de demoler el puente elevado de la M-30 a su paso por Puente de Vallecas. El proyecto Conecta Vallecas persigue hacer una calle más humana, con zonas verdes, deportivas y modos de transporte sostenible. Asimismo, Bravo Murillo Amable pretende unir los barrios de Tetuán con aceras más anchas, carriles bici segregados y la mejora de espacios públicos como la glorieta de Cuatro Caminos. 
 
Por último, la transición hacia una movilidad moderna pasa por hacer de Madrid una ciudad ciclista. El proyecto Red Bici 2023 propone crear una malla de carriles bici seguros y segregados de 150 km, que conecte todos los distritos y que se implante en poco tiempo gracias a la colocación de bolardos, pintura y pequeñas intervenciones de obra. 

Menú