fbpx

Más Madrid propone la creación de una Oficina Madrileña contra el Acoso en las universidades y centros de investigación

  • En el marco del Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia, la formación regional también ha destacado la necesidad de potenciar el conocimiento de la historia de las mujeres en la ciencia,  junto a otras medidas que impulsen la presencia de mujeres en el ámbito científico.

Este viernes 11 de febrero se conmemora el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia y, coincidiendo con la celebración, el Grupo Parlamentario de Más Madrid en la Asamblea regional ha presentado una Proposición No de Ley con medidas para incentivar la presencia de mujeres en el ámbito científico y reducir las desigualdades de género en este campo. Entre las principales medidas, a las que se insta al Gobierno regional, se encuentra la creación de una Oficina Madrileña contra el Acoso, para atender a las mujeres que sufran situaciones de acoso sexual o por razón de sexo en el ámbito de las universidades y centros de investigación en el que se pueda denunciar este tipo de casos y dar asesoramiento legal a las mujeres que lo precisen.

“Frente a las oficinas-chiringuitos que ha puesto en marcha Ayuso, desde Más Madrid apostamos por una Oficina útil, que atiende a un problema real y que combate uno de los obstáculos que sufren miles de mujeres en el ámbito científico”, ha explicado la diputada Alicia Torija, quien también ha resaltado otra de las medidas que recoge la propuesta y que consiste en la creación de materiales accesibles y descargables, además de la organización de campañas, charlas y talleres en los centros educativos de la Comunidad de Madrid sobre la historia de las mujeres en la ciencia para incentivar el interés de las niñas por la ciencia.

“El impulso a la igualdad de género en el sistema de ciencia e innovación es una condición básica para que las mujeres y las niñas disfruten plenamente de sus derechos en este ámbito, y que resulta fundamental para su empoderamiento y para el logro de una sociedad sostenible e integradora”, detalla la PNL registrada.  También insiste en que pese a los esfuerzos para promover la igualdad de oportunidades, las mujeres se siguen enfrentando a un acceso desigual a los puestos de investigación, a la financiación y publicación de sus investigaciones y a las distinciones académicas, ya que en muchos casos se ven obligadas a asumir más obligaciones relacionadas con los cuidados o la crianza.  De ahí la necesidad de una dotación suficiente para la creación de escuelas infantiles asociadas a los grandes centros de investigación y campus universitarios STEM, a lo largo de 2022, y también para la creación de espacios aptos para bebés y niños/as 0-6 en todas las bibliotecas de las universidades públicas y centros de investigación, tal y como recoge la propuesta de Más Madrid.

Otra de las medidas que se recogen en la PNL es la necesidad de buscar colaboraciones estratégicas y firmar convenios con entidades (como la Asociación para la Racionalización de los Horarios Españoles (ARHOE) y otras)  para el fomento de medidas de conciliación en el ámbito de la investigación científica.

Según el “Informe sobre las carreras profesionales de las mujeres en los ámbitos científico y académico y los techos de cristal existentes”, del Parlamento Europeo, las mujeres están infrarrepresentadas en numerosos puestos científicos: de ingeniería y de gestión, en los niveles jerárquicos superiores, en el sector educativo y carreras vinculadas a la ciencia, la tecnología, matemáticas e ingeniería. Las carreras académicas de las mujeres siguen caracterizadas por una segregación vertical y el porcentaje de mujeres en los puestos de mayor relevancia en el ámbito académico universitario es muy reducido, llegando solamente al 10% de los rectores universitarios.

Por ello, en la propuesta también se incluye la realización de un estudio de la situación de los órganos, consejos y comités vinculados a la investigación en ciencia con el objetivo de proponer su interconexión en lo transversal y acotar el número de los mismos para que se racionalice su trabajo y para garantizar la paridad, sin que esto suponga una carga extra de trabajo para las mujeres científicas debido a su infrarrepresentación en estos espacios. En esta misma línea, es imprescindible el reconocimiento del ámbito de estudios feministas y de género de forma transversal en todas las áreas de evaluación y en todas las agencias dependientes de la Consejería de Educación y Universidad de ámbito autonómico, para las valoraciones de los curriculums en igualdad de condiciones y fomentar la inclusión de dichos estudios en los currículums académicos.

Estudios e informes de diversa índole llegan a la misma conclusión: los sesgos de género, cimentados en estereotipos y prejuicios, son el principal factor que incide en la menor presencia de mujeres en ciencia y tecnología. Estos sesgos discriminatorios tienen un carácter cultural y social. Suponen, para ambos sexos, una barrera en las elecciones individuales en las carreras profesionales, y contribuyen a la persistencia de desigualdades entre mujeres y hombres. 

PNL-ciencia-y-mujer

Menú