Más Madrid propone una Ley para la democracia Energética

  • Emilio Delgado ha elaborado esta Proposición de Ley con el objetivo de erradicar la pobreza energética en los hogares vulnerables antes del año 2030

Más Madrid ha registrado una Proposición de Ley de Justicia y Democracia Energética de la Comunidad de Madrid con el objetivo de erradicar la pobreza energética en los hogares vulnerables antes del año 2030 mediante un plan de reformas que conduzca a la democratización del sistema energético madrileño con criterios de justicia social.

Esta proposición, elaborada por el diputado autonómico Emilio Delgado, contempla la prohibición de los cortes a población vulnerable mediante el establecimiento de una tarifa social para el pago de los suministros, así como el establecimiento de las llamadas Comunidades Ciudadanas de Energía.

La situación de la pobreza energética en España y la Comunidad de Madrid es alarmante, una situación de emergencia en el acceso a suministros básicos que puede agravarse sustancialmente en los próximos años por el impacto económico derivado de la pandemia de la Covid-19. Los Objetivos de Desarrollo Sostenible, adoptados por la Asamblea General de Naciones Unidas, establecen como obligación de los poderes públicos antes de 2030: garantizar la disponibilidad de agua, su gestión sostenible y el saneamiento para todos y garantizar el acceso a una energía asequible, segura, sostenible y moderna.

Esta obligación viene también respaldada por dos directivas del Parlamento Europeo y la propia Estrategia Nacional contra la Pobreza Energética 2019-2024, formulada por el Ministerio de Transición Ecológica del Gobierno de España, que establece medidas urgentes para la transición energética y la protección de los consumidores.

Tarifa Social Energética para Hogares Vulnerables

Esta ley prohibirá que las empresas ordenen cortes de suministros energéticos a personas en situación de vulnerabilidad, atendiendo a los criterios marcados por los Servicios Sociales Municipales para los Hogares Vulnerables.

La declaración como Hogar Vulnerable implica el derecho a una tarifa social para el pago de los suministros energéticos. Esta Tarifa Social Energética, será complementaria al Bono Social actualmente vigente y al futuro Bono Social que establece la Estrategia Nacional de Pobreza Energética. Dicha tarifa se implantará según los siguientes criterios de progresividad: a) Hogares en situación de pobreza extrema: recibirán un pago del 100% del conjunto de sus tarifas energéticas (electricidad, agua y gas). b) Hogares en situación de pobreza severa: recibirán el 35% que alcanzará el 50% a partir de un/a hijo/a a su cargo. c) Hogares en situación de pobreza relativa con un porcentaje de gasto energético según ingresos de más del 10%: recibirán una tarifa social del 20% de su factura. d) En los casos de hogares que hayan obtenido la calificación de “Hogar Vulnerable” a través de informe de Servicios Sociales derivados de una Emergencia Social, serán los propios Servicios Sociales Municipales quienes hagan constar en su informe en cuales de las situaciones anteriormente descritas se adscribe dicho hogar.

Plan de choque de micro-eficiencia energética

Este Plan tendrá una duración de tres años y para su elaboración se creará un Comité de Seguimiento, que trabajará con las administraciones locales y sus Servicios Sociales Municipales, así como los agentes sociales involucrados en la protección de los derechos de los consumidores y las empresas de suministro energético a la hora de definir su alcance, diseñar sus objetivos y establecer una serie de indicadores que permitan evaluar los resultados de su implementación y arrojar datos sobre la reducción de la pobreza energética en la Comunidad.

Estas medidas estarán orientadas a mejorarla eficiencia energética dentro de los hogares, reduciendo el consumo y por lo tanto el coste de la factura de luz, agua y gas en los mismos.

El Plan incluirá también acciones dirigidas a estudiar las posibilidades de reducir la potencia contratada de los hogares y se estudiará si concurre alguno de los presupuestos habilitantes para solicitar la Tarifa Social Energética, en caso de que el consumidor vulnerable no se estuviera beneficiando de dicha tarifa reducida.

A su vez, el Plan facilitará ayudas para medidas de rehabilitación exprés como cambios de equipos térmicos, modificación de determinados elementos de la envolvente de la vivienda, sustitución de electrodomésticos ineficientes etc…

Estrategia para la erradicación de la pobreza energética

La Comunidad de Madrid tendrá que aprobar una estrategia para erradicar la pobreza energética en la región en el año 2030. El principio rector de esta estrategia será la progresiva sustitución de un enfoque asistencial, que permite paliar los efectos de la pobreza energética pero no revierte sus causas, por un enfoque de democracia energética que transforme estructuralmente el sector energético madrileño. Las dos líneas de acción fundamentales de esta estrategia de erradicación de la pobreza energética serán una hoja de ruta para la rehabilitación energética integral del parque de edificios residenciales de la Comunidad de Madrid y el despliegue masivo de la autogeneración de energía distribuida de origen renovable.

Medidas para la democratización energética

Comunidades Ciudadanas de Energía: Serán entidades jurídicas de participación voluntaria y abierta controlada por accionistas o miembros que sean personas físicas, autoridades locales, incluidos los municipios, o pequeñas empresas, cuyo objetivo principal sea ofrecer beneficios medioambientales, económicos o sociales a sus miembros o a la localidad en la que desarrolla su actividad, más que generar una rentabilidad financiera. Una comunidad ciudadana de energía puede participar en la generación, incluida la energía procedente de fuentes renovables, la distribución, el suministro, el consumo, la agregación, el almacenamiento de energía, la prestación de servicios de eficiencia energética, la prestación de servicios de recarga para vehículos eléctricos o de otros servicios energéticos a sus accionistas o miembros. Las Comunidades Ciudadanas de Energía serán la palanca de la democratización con criterios de justicia social del modelo energético en la Comunidad de Madrid, activando la figura del prosumidor de energía como elemento central del nuevo sistema energético madrileño.

Oficina Ciudadana de Transición Energética: Como instrumento para la democratización energética de la Comunidad de Madrid con criterios de justicia social se creará, partiendo de la estructura de la Fundación de la Energía de la Comunidad de Madrid, la Oficina Ciudadana de Transición Energética de la Comunidad de Madrid. El objetivo de dicha Oficina será asegurar el despliegue y la implementación de la transición energética regional, favoreciendo la democratización energética del sector, garantizando el acceso a los suministros básicos como derecho ciudadano y asegurando la consecución de ritmos ambiciosos de descarbonización que permitan a la Comunidad de Madrid cumplir con los objetivos climáticos del Acuerdo de París.

Ley-democracia-energetica

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú