Más Madrid  reclama control con las nuevas bicicletas eléctricas y teme que su proliferación perjudique a un servicio de calidad como Bicimad

  • Más Madrid ha recordado que ya existe un servicio de bicicleta compartida que es público y muy valorado por la ciudadanía, que se pone en peligro con la entrada de estas nuevas empresas “low cost” que realizarán un servicio similar con menos garantías de calidad y seguridad
  • El grupo mayoritario en el ayuntamiento de Madrid teme que estas nuevas 4000 bicicletas eléctricas supongan un obstáculo para la movilidad peatonal 

Más Madrid, grupo comprometido con la movilidad ciclista y sostenible, ha reclamado al ayuntamiento de Madrid control y garantías de seguridad tras la autorización para el funcionamiento de 3.900 bicicletas eléctricas privadas, sin base fija, a 6 empresas, 2.000 en el interior de la M-30 y 1.900 en el exterior, en nuestra ciudad. 

“Nos preocupa que este servicio pueda generar nuevos problemas en la ciudad en lugar de ser un instrumento para una mayor movilidad sostenible. Nosotros hubiéramos apostado por continuar reforzando Bicimad, incorporando más mejoras aún y extendiendo su servicio a todos los distritos de Madrid. Creemos que es lo que la ciudadanía demandaba, en lugar de autorizar la circulación de 4000 bicicletas eléctricas que acabarán, con casi toda probabilidad, tiradas en cualquier lugar de la ciudad, obstaculizando aún más la movilidad peatonal” ha denunciado el concejal José Luis Nieto que ha contrapuesto este modelo al crecimiento ordenado, racional y de calidad que se podía haber conseguido con BIcimad. 

Para Más Madrid otro ejemplo del desorden que esta decisión puede generar, es la dificultad que se ha demostrado en  encontrar empresas que quieran trabajar fuera de la M30, ya que de hecho, han quedado vacantes para ofrecer en estos barrios este servicio. “Esta apuesta por la privatización puede generar más desigualdad en los barrios, ya que estamos hablando de empresas que van a un beneficio rápido y no piensan en un modelo equilibrado de ciudad” ha denunciado Nieto.

Por otra parte, Más Madrid también ha criticado que estas concesiones se hayan otorgado sin que exista previamente un estudio económico-financiero de cómo pueden afectar a las arcas públicas. No hay que olvidar que Bicimad está financiada por dinero público, y obviamente que, de repente, haya 4000 bicicletas más por Madrid tendrá consecuencias también económicas para este servicio ya que se enfrenta a una fuerte competencia. 

Asimismo, Más Madrid ha solicitado al ayuntamiento que controle de forma escrupulosa que las nuevas bicicletas cumplan las condiciones higiénicas que se demandan dada la situación actual provocada por la crisis sanitaria. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú