Más Madrid reclama la continuidad de la Casa de la Cultura en Chamberí  

  • Para Más Madrid la no revocación de esta concesión es una muestra más de la cruzada de este gobierno municipal contra los movimientos de vecinas y vecinos y en general contra la participación ciudadana
  • Este grupo municipal, en apoyo y siguiendo la solicitud de proposición que la asociación casa de la cultura y participación de Chamberí presentará en el pleno del distrito también una propuesta para que este colectivo pueda seguir haciendo su trabajo

El grupo mayoritario en el Ayuntamiento de Madrid ha expresado su preocupación y sorpresa por la arbitraria decisión del concejal-presidente de Chamberí, Javier Ramírez (PP), de no prorrogar  la cesión del local de Bravo Murillo 39, en el que, desde hace cuatro años se desarrollaba el proyecto vecinal de la Casa de Cultura.

Este local se encontraba cerrado a cal y canto hasta el año 2017 cuando se cedió , tras un procedimiento público, a un grupo de AMPAS, asociaciones vecinales y culturales que abrían así al barrio un punto de encuentro que ha ido creciendo y llenando Chamberí de cultura, actividades, clases para los más pequeños, debate, iniciativas solidarias o lecturas de poesía. 

A pesar de esto y de que el propio concejal ha reconocido que no saben aún a qué se va a dedicar este local, el Ayuntamiento ha optado por no renovar la cesión y privar así a Chamberí de este punto de encuentro tan enriquecedor para el distrito.

“Otra vez el Ayuntamiento de Madrid amenaza con cerrar un espacio vecinal. No es un hecho aislado” ha afirmado el concejal Nacho Murgui para quien esta decisión forma parte de “un programa de gobierno que pasa por el intento de destruir al movimiento ciudadano porque les es incómodo y es una garantía de defensa de los derechos democráticos como se ha demostrado en muchas ocasiones, como por ejemplo en la defensa del mural de Ciudad Lineal. 

Para Murgui “no es una novedad, la alergia de la derecha por los movimientos vecinales, es conocida por todos pero esto es una demostración de que en nuestra ciudad se impone la versión más radical del conservadurismo y que su proyecto político es cada vez más “trumpista”. 

Por su parte el concejal Felipe Llamas ha calificado la decisión de “arbitraria” y ha recordado que nos encontramos ante “un espacio en el que trabajan más de 20 colectivos que realizan todo tipo de actividades muy interesantes para el barrio, incluido programas de soledad no deseada para los mayores del barrio. Por ello es triste ver cómo se toman estas decisiones que podemos calificar de sectarias cuando ni siquiera se ha oído a este colectivo, no se les ha atendido ni evaluado su trabajo. Son decisiones lamentables que afectan a la vida del distrito”. 

Más Madrid quiere expresar su firme apoyo a la Casa de la Cultura y exige al equipo  de Gobierno que cese en sus hostilidades tendentes a anular la participación ciudadana. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú