Más Madrid reclama la reapertura inmediata de las fuentes de agua potable

  • La concejala Amanda Romero ha planteado en la Comisión de Portavoz, Seguridad y Emergencias que es incomprensible que las fuentes de beber permanezcan cerradas, cuando ciudades como Barcelona o Valencia las tienen abiertas
  • “Se acerca el verano, las temperaturas comienzan a ser altas y Madrid debe tener ya sus fuentes de agua potable habilitadas para que la ciudadanía tenga acceso a este bien esencial”, ha subrayado la edil de Más Madrid
  • El hecho de no poder utilizar las fuentes de agua potable afecta, de manera especial, a las personas sin hogar, que en muchas ocasiones dependen de las fuentes públicas, y a los más pequeños que juegan en los parques infantiles

Madrid, 19 mayo 2021


El grupo mayoritario en la ciudad de Madrid ha reclamado hoy al Gobierno municipal la reapertura de las fuentes de agua potable. Para la concejala de Más Madrid Amanda Romero, es incomprensible que las fuentes permanezcan cerradas, cuando otras grandes capitales como Barcelona o Valencia las tienen abiertas y cuando las evidencias científicas avalan, tras un año de pandemia, que el contagio del coronavirus por contacto de superficies es la menos probable. Incluso los parques infantiles están abiertos sin necesidad de desinfección diaria, como reconoce el Área de Medio Ambiente. 

“Se acerca el verano, las temperaturas comienzan a ser altas y Madrid debe tener ya sus fuentes de agua potable habilitadas para que la ciudadanía tenga acceso a este bien esencial”, ha exigido Amanda Romero, durante la Comisión de Portavoz, Seguridad y Emergencias.

Cuando estalló la pandemia el Ayuntamiento clausuró las fuentes de beber, algo comprensible en ese momento de desconocimiento generalizado. Meses después, Madrid Salud estableció que podrían abrirse al final de la desescalada del verano pasado, al quedar superada la normativa elaborada durante los primeros compases de la pandemia por el Estado y la Comunidad de Madrid. 

Semanas después se produjo la reapertura y, a solicitud de Madrid Salud, se colocaron unas pegatinas en las fuentes con las recomendaciones de una correcta higiene de manos y beber con la ayuda de una vaso o botella. Pero esta situación duró poco y al cabo de unos meses comenzaron a cerrarse de nuevo las fuentes y a desaparecer los grifos, suponemos que retirados por el propio Ayuntamiento, hasta llegar a la situación actual: cerradas. 

La concejala de la formación que lidera Rita Maestre ha subrayado, además, que el hecho de no poder utilizar las fuentes de agua potable afecta, de manera especial, a las personas sin hogar, que en muchas ocasiones dependen de las fuentes públicas, y a los más pequeños que juegan en los parques infantiles. 

“No comprendemos las razones sanitarias que justifican este cierre”, ha señalado Amanda Romero, “ya que después de más de un año de pandemia sabemos que el contagio de la COVID-19 por contacto no es la principal vía a tener en cuenta”. Tanto es así, que incluso los parques infantiles están abiertos sin necesidad de desinfección diaria, como reconoce el Área de Medio Ambiente, ha insistido.

Evidencias científicas

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de EE UU (CDC) han repasado todas las evidencias científicas sobre contagio de covid por superficies y concluyen que el riesgo de contagio por esa vía, por tocar una superficie contaminada, es muy, muy raro. Los CDC se atreven a poner una cifra: menos de un contagio por cada 10.000 veces que se toque un punto con coronavirus.

El Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (ECDC) también señala en sus guías que esta vía de contagio es la menos probable y destaca que no se ha registrado, después de millones de enfermos en todo el mundo, ningún caso de infección por fómites (objetos inanimados que pueden llevar y extender enfermedad y agentes infecciosos). Los CDC indican además que, como sucede con el contagio al inhalar el virus en suspensión, los exteriores también son menos peligrosos para la infección por superficies “debido a la dilución y el movimiento del aire, así como a las condiciones ambientales más difíciles, como la luz solar”.

Aun así, si hubiera algún motivo de salud pública, “podrían haber preparado un protocolo para ponerlas en marcha, con desinfecciones o los mecanismos necesarios para su apertura”, ha subrayado Amanda Romero. La concejala de Más Madrid ha expresado su preocupación porque la situación de las fuentes cerradas, sea otro ejemplo de medidas que nacen como provisionales, pero terminan siendo crónicas por la falta de revisión y supervisión del Gobierno municipal. /

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú