fbpx

Más Madrid reclama que no se autoricen cocinas industriales cerca de centros educativos o sanitarios

  • Más Madrid solicita que las cocinas que no cumplirían la normativa aprobada no puedan funcionar por los graves perjuicios que ocasionarían. En concreto las de Prosperidad y Legazpi.
  • Respecto a las viviendas de uso turístico (VUT) Más Madrid reclama más valentía y que se limite su implantación en los bajos de los edificios con acceso independiente
  • Más Madrid felicita a los movimientos de vecinos que han conseguido esta modificación tras meses de lucha. “Está claro que no ha sido a iniciativa propia, el gobierno se ha visto obligado a reaccionar por la presión de los vecinos” ha destacado el concejal Paco Pérez

Para Más Madrid queda claro, una vez más, que el equipo de gobierno no tiene un plan para nuestra ciudad. Es un gobierno sin ideas que solo reacciona cuando ya se ve al borde y por la presión. La modificación de la normativa urbanística presentada hoy en rueda de prensa tras la Junta de Gobierno, es otra prueba de ello. Por esto es una modificación que llega tarde y cuyas medidas se quedan cortas y no solucionan los problemas que este tipo de infraestructuras ya ha generado en nuestra ciudad. 

En este sentido Más Más Madrid reclama que para la autorización de estas infraestructuras se tenga también en cuenta, no solo los metros cuadrados o el número de cocinas, sino su cercanía a centros educativos o médicos y a otro tipo de zonas sensibles, estableciendo una distancia mínima de 500 metros desde la chimenea de extracción.

Además, considera que se debe impedir su instalación en el bajo de edificios residenciales si se pretende que haya más de 4 cocinas en un mismo local o si este cuenta con más de 250 metros construidos. 

Asimismo, Más Madrid exige que la moratoria se aplique también a las cocinas que aun no están activas por no contar con la licencia de funcionamiento, como la de Prosperidad, localizada en la calle Canillas 18, o la situada junto al CEIP Unamuno, y que no cumplen con la normativa que se ha aprobado.  

“Los vecinos y los niños del colegio no tienen la culpa de la falta de iniciativa y de la incompetencia de este gobierno” ha destacado el concejal Paco Péres quien ha añadido que “Por lo que conocemos las principales cocinas fantasmas que están proyectadas no se ven afectadas por esta regulación. Estamos hablando de cocinas con más de 500 metros cuadrados. Además entendemos que la limitación no tiene que ser exclusivamente en función de la superficie sino que hay que tener en cuenta por ejemplo la distancia que  hay entre las salidas de humo y centros muy sensibles como son los centros educativos o sanitarios” 

Respecto a la regulación presentada sobre Viviendas de Uso Turístico Más Madrid también ha solicitado insistentemente que se pusiera freno a la terciarización del centro, procurando la protección del uso residencial que va siendo sustituido por actividades más rentables como el hospedaje o el terciario-comercial. Este proceso expulsa a la población del centro de la ciudad por la subida de precios, por la desaparición de los servicios básicos como el comercio de proximidad en zonas en la que los equipamientos de barrio escasean, por la sobresaturación de eventos, por las derivadas ambientales de dicha actividad como el ruido, la contaminación, etc. 

Más Madrid siempre ha defendido que la legislación sobre suelo cuenta con herramientas que permitirían frenar dicha transformación,a través de la recuperación de las plusvalías de dichas operaciones que bien permitiría frenar y desincentivar dichos procesos, o bien obtener nuevos recursos públicos con los que contrarrestar los efectos negativos de la terciarización.

Para el concejal Paco Pérez la modificación de la normativa presentada hoy “en materia de hospedaje es continuista con la herencia recibida del gobierno de Manuela Carmena, integrando gran parte de las restricciones definidas en el Plan Especial de Hospedaje dentro de la futura norma del Plan General”. Sin embargo, Más Madrid había esperado que la modificación de la normativa hubiera incorporado medidas más valientes que aumentarán  la protección del uso residencial, pero sin embargo el equipo de gobierno ha anunciado que las VUT podrán ubicarse en planta baja y primera, eliminando las restricciones sobre el acceso independiente y ampliando las posibilidades respecto a la situación actual. El gobierno municipal se pliega así a las demandas de los propietarios y en detrimento del vecindario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú