Más Madrid recurre en los tribunales el convenio de Valdecarros porque apuesta un modelo de ciudad especulativo que no tiene en cuenta a las personas

  • Para Más Madrid este proyecto supone perpetuar un modelo urbano obsoleto a sabiendas, además, de que no ha funcionado, y de que no tiene en cuenta las necesidades sociales, por eso pide la anulación del convenio
  • El concejal Paco Pérez ha presentado esta mañana recurso contencioso administrativo ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid

Con una superficie de más de 19 millones de metros cuadrados, Valdecarros es el sector más grande de los desarrollos del sureste, tanto en superficie como en capacidad. El convenio firmado abre el paso a la construcción de 51.656 nuevas viviendas y 2,9 millones de m2 para actividades económicas, lo que supondría triplicar en población el ensanche de Vallecas y añadir un distrito más al municipio de Madrid. Valdecarros está situado en los confines del término municipal de Madrid entre la M45 y la M50 y a la puerta de los vertederos y la incineradora de Valdemingómez.

Para Más Madrid el Ayuntamiento del PP y Cs parte de forma interesada de la falsa premisa de que construir más vivienda bajará el precio y la hará más asequible, ignorando lo sucedido en el último boom inmobiliario. De esta forma  Madrid seguirá creciendo con los mismos parámetros que se pensaron hace casi un cuarto de siglo, con el PGOU de 1997. 

“La apuesta por Valdecarros supone perpetuar un modelo urbano obsoleto a sabiendas, además, de que no ha funcionado, como bien saben los vecinos del Ensanche de Vallecas, de Montecarmelo, de Las Tablas, del Cañaveral…. Más Madrid se opone a construir una ciudad que se ha demostrado con creces que ha fracasado y donde el diseño planteado no construye ciudad, en la que llegan los habitantes, pero nunca los servicios: no llegan equipamientos ni públicos ni privados, no llega el transporte público, tampoco acaba de llegar la vida urbana ni hay comercios donde abastecerse, ni locales de restauración a pie de calle, solo quedan avenidas sobredimensionadas por las que no transitan vehículos y las pequeñas zonas deportivas y verdes están dentro de las manzanas privadas y son mantenidas y costeadas por sus propietarios” ha denunciado el concejal Paco Pérez.

De hecho, los tiempos previstos y que quedan reflejados en el convenio para el desarrollo de Valdecarros, prolongarán la construcción de los viarios e infraestructuras necesarias para este nuevo barrio entre 25 y 37 años. El soporte urbano completo no estará acabado antes de 2058. Sin embargo, las primeras viviendas llegarán sobre 2031: 2580 viviendas que, de nuevo, acogerán a unos 7800 nuevos vecinos en una ciudad sin servicios y que tardará décadas en tenerlos.

En este sentido, el anterior gobierno municipal planteó, frente al modelo desarrollista y especulativo que caracteriza al Plan General de Ordenación Urbana de 1997 y que queda ahora como única alternativa, la racionalización de los desarrollos del sureste, llegando a la aprobación de dos avances de planeamiento para Los Cerros y Valdecarros. Ambos documentos fueron retirados por la actual corporación en noviembre de 2019, eliminando además la posibilidad de corregir uno de los principales problemas jurídicos de Valdecarros que invalida el convenio: la obtención de suelo clasificado como urbano en el entorno del Manzanares a cargo de un suelo urbanizable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú