Más Madrid recurre la decisión de Almeida de revertir las actuaciones que iban a convertir la A-5 en vía urbana

  • El grupo municipal de Más Madrid presentó ayer miércoles, 1 de julio, una demanda contra la reversión de las medidas iniciadas en el anterior mandato municipal encaminadas a convertir la A-5 en vía urbana
  • “Las medidas regresionistas en materia de movilidad suponen un grave retroceso para la condiciones de vida, salubridad y sostenibilidad de nuestros barrios”, ha declarado la portavoz de medios de Más Madrid, Rita Maestre
  • La reversión (desactivar los semáforos de la A-5, modificar la señalización y aumentar la velocidad) vulnera un acuerdo del Pleno del Ayuntamiento, carece de los informes técnicos pertinentes, incrementa la inseguridad vial y aumenta la contaminación atmosférica y acústica
Tramo de la A5

Madrid, 2 de julio de 2020

El grupo municipal de Más Madrid ha presentado un recurso ante el Juzgado Contencioso-Administrativo número 8 contra el acuerdo que adoptó el actual Gobierno del Ayuntamiento para revertir las actuaciones del anterior equipo sobre la A-5 para su paulatina conversión en vía urbana. Para la portavoz de medios de la primera fuerza política de la ciudad, Rita Maestre, “las medidas regresionistas en materia de movilidad suponen un grave retroceso para la condiciones de vida, salubridad y sostenibilidad de nuestros barrios”. 

Las actuaciones del Gobierno de Martínez-Almeida han consistido en: desactivar la regulación semafórica existente en la A-5; modificar la señalización vertical y horizontal en esta autovía, en sentido entrada en el tramo comprendido entre la avenida de los Poblados y la incorporación de la carretera de Boadilla, así como el aumento de la velocidad de circulación permitida de 50 a 70 km/hora.

Estas tres medidas suponen la reversión de las acometidas por la anterior Corporación, que iban dirigidas a la conversión gradual de dicho tramo de la A-5 en avenida urbana, con el fin de mitigar los graves problemas que sufren los vecinos y vecinas de la zona debidos al ruido, la contaminación atmosférica y las deficiencias de accesibilidad existentes, además del ‘efecto barrera’ que genera la autovía entre los barrios de sus márgenes.

Incumplimiento del acuerdo plenario

Esta reversión incumple el acuerdo adoptado por el Pleno del Ayuntamiento de Madrid el 25 de mayo de 2016 -en el que se instaba a la transformación del tramo en avenida urbana- y la normativa técnica de obligado cumplimiento para este tipo de actuaciones. Y conlleva, además de una vulneración de un acuerdo plenario, graves consecuencias para la seguridad vial, un incremento de, al menos, el 12 % del tráfico de vehículos que utilizan esta vía para acceder a la ciudad y un deterioro importante del nivel de servicio del transporte público colectivo que transita por la misma. 

Es por estos motivos por los que Más Madrid presentó ayer miércoles la citada demanda.

Sin avales ni informe técnicos

La reversión efectuada por el actual Gobierno municipal carece, además, de los informes técnicos pertinentes, por lo que responde a una actuación claramente ideológica contra todo avance y modernización en materia de movilidad sostenible iniciada en el mandato anterior.

Contaminación acústica y atmosférica

El incremento de la IMD (intensidad media diaria) de la vía y el aumento del límite de velocidad de 50 a 70 km/h  conllevan un deterioro de la calidad ambiental en lo referente al ruido. Y en materia de contaminación, debido al incremento de vehículos que circulan por el tramo afectado y al deterioro del transporte públic -al transformar el carril bus de uso exclusivo en uno de uso preferente en el que se permite el acceso de la circulación general- se produce un claro crecimiento de los niveles de contaminación atmosférica en toda la zona, que además afecta a barrios altamente poblados y limítrofes a la Casa de Campo. 

“Todo ello con graves consecuencias para la salud de los vecinos y vecinas de la zona en particular, y para la ciudadanía madrileña en general, además de para las arcas municipales, al incrementarse el riesgo de sanción por parte de la Unión Europea por incumplimiento de los niveles máximos permitidos de emisión de contaminantes”, ha declarado el concejal de Más Madrid José Manuel Calvo.

Todas estas medidas regresionistas del Gobierno de Martínez-Almeida suponen un lamentable retroceso para la zona, ya que recupera un punto negro en materia de seguridad vial que había sido eliminado con la actuación previa de regulación semafórica, el del acceso a la autovía desde la carretera de Boadilla./

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú