Mónica García ha conocido de primera mano la atención que reciben las 9.778 personas ciegas afiliadas a la ONCE en la Comunidad de Madrid

  • Tras una reunión con los máximos responsables de la Organización, la portavoz de Más Madrid ha experimentado, por sí misma, los primeros pasos a los que se enfrenta una persona tras la pérdida de visión

La portavoz de Más Madrid en la Asamblea, Mónica García, ha conocido de primera mano la atención que reciben desde la ONCE las 9.778 personas ciegas y con discapacidad visual grave afiliadas a la Organización de la Comunidad de Madrid.

Mónica García ha realizado hoy una visita a la sede de la Delegación Territorial de la ONCE en Madrid (c/ Prim, 3), en donde ha mantenido una reunión con sus máximos responsables, el delegado territorial, Luis Natalio Royo, y la presidenta del Consejo Territorial, Mª Teresa Rodríguez.

Durante el encuentro, han podido intercambiar impresiones sobre la situación de las personas con discapacidad visual en la Comunidad de Madrid, y la portavoz del grupo parlamentario ha recibido una detallada información sobre los servicios que presta la ONCE a todas las personas afiliadas, empezando por los primeros programas de rehabilitación que ofrece a las personas que se enfrentan a una pérdida de visión.

Para aquellas personas que no conservan resto de visión funcional, se comienza con la orientación y la movilidad con un bastón blanco, primero en espacios pequeños y controlados y luego en entornos reales por los que va a moverse la persona. El técnico de rehabilitación trabaja con la persona afiliada en aquellos lugares, espacios y entornos del usuario, es decir, que se desplaza a su domicilio si es necesario, recorre los itinerarios habituales, los medios de transporte que sea necesario practicar, etcétera.

La propia Mónica García ha podido experimentar por sí misma esta situación a la que se enfrentan los nuevos afiliados, al realizar una prueba de movilidad en la sala de rehabilitación de la ONCE, en la que se recrean diferentes texturas podotáctiles, provista de un bastón blanco y un antifaz, y siguiendo las instrucciones de un técnico de rehabilitación.

Atención especializada desde la ONCE

Los responsables de la ONCE en la Comunidad de Madrid han trasladado a la portavoz de Más Madrid que la Delegación Territorial de la ONCE está especializada en la atención de personas adultas afiliadas a la ONCE, es decir, personas que tienen una muy baja visión o no conservan resto de visión.

De las 9.778 personas ciegas afiliadas a la ONCE en la Comunidad de Madrid, 336 se afiliaron a lo largo de 2020. Para todas ellas, los servicios que se prestan son personalizados, es decir, se adaptan a las necesidades, circunstancias, expectativas y deseos de la persona. Son servicios que se realizan a lo largo de la vida, porque las circunstancias y las necesidades pueden ir variando.

Dentro del programa de rehabilitación, para personas que aún conservan algo de visión, se les prescriben ayudas ópticas y electrónicas de baja visión, lentes, tele lupas, filtros de luz, etc., y se les enseñan estrategias para optimizar al máximo ese resto de visión. Para cualquier persona afiliada existen también programas de rehabilitación para poder realizar con seguridad y comodidad actividades básicas de la vida diaria, en el hogar, en el lugar de trabajo, en otros espacios habituales…

Además, se desarrollan otros servicios, como el de tiflotecnología (tecnología adaptada a personas ciegas), con el que los instructores entrenan a la persona afiliada en el uso y manejo de dispositivos móviles, con las funcionalidades de accesibilidad que suelen llevar de serie los teléfonos inteligentes o tabletas; enseñan el manejo de un ordenador y de las aplicaciones móviles desarrolladas por la ONCE o aquellas más utilizadas por personas ciegas o con baja visión; y valoran y analizan un puesto de trabajo y su nivel de accesibilidad, entre otros.

Se contempla también la enseñanza del braille como sistema de lectura y escritura y talleres de refuerzo y práctica del braille, así como la adaptación de materiales en este sistema y el préstamo de libros, que, gracias al servicio de Telebiblioteca de la Comunidad de Madrid, permite llevar y recoger los libros braille en préstamo en el domicilio del usuario.

También están los programa de apoyo psicosocial para acompañar si es necesario a la persona afiliada en su proceso de ajuste y aceptación de su discapacidad visual; apoyo al empleo, para la orientación, asesoramiento y búsqueda activa de empleo; o bienestar social, o lo que es lo mismo, un equipo de trabajadoras sociales que, además de ser, generalmente las coordinadoras de los servicios integrales que se prestan a los afiliados, gestionan prestaciones y recursos internos y externos para favorecer una mejor calidad de vida en los casos de vulnerabilidad social o económica que en muchas ocasiones viene provocadas por la propia situación de discapacidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú