No bajar la guardia

Miguel Montejo, concejal de Más Madrid en el Ayuntamiento de Madrid

Como si de una estrechísima carretera de alta montaña muy mal asfaltada, llena de curvas y profundos barrancos se tratara, con la llegada de las primeras vacunas podemos decir que por fin hemos coronado el puerto y que empezamos el descenso. Sin embargo, debemos ser claros: la integridad del convoy que conforma la sociedad no está exenta en esta bajada de los mismos peligros que durante la subida. De hecho, se acrecientan. La estadística dice que los accidentes ocurren con más frecuencia cuando estás llegando a casa porque bajamos la guardia.

Continuar leyendo este artículo en El País

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú