Orgullo de la San Silvestre Vallecana

Paco Pérez, concejal de Más Madrid en el Ayuntamiento de Madrid

Lo recuerdo perfectamente, el día de Nochevieja de 1964. Acudí al bulevar del Puente de Vallecas de la mano de mi padre, un gran aficionado al deporte. Se trataba de la primera edición de una carrera que intentaba emular a la San Silvestre de Sao Paulo. De repente, entre los ánimos de los aficionados de Vallecas, emergió la figura menuda de un corredor que se había escapado del resto de participantes. Pude identificar la camiseta del atleta. Era, para desgracia mía, la del Real Madrid. Blanca impoluta, sin ningún rojo que rompiera aquella monocromía, como la franjirroja de mi Rayo o la rojiblanca de mi Atleti, equipo del que me hice aficionado por lazos familiares y por mi amigo Roberto, que era socio y me llevaba al Metropolitano de Peiró y Collar y a Vallehermoso para presenciar los partidos de la sección de balonmano, donde reinaba el gran Miguel Medina.

Continuar leyendo este artículo en El País

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú