fbpx

Rita Maestre reprocha a Almeida el descontrol y la falta de consenso en la modificación de la Ordenanza de Terrazas  

  • La líder de la oposición en Madrid ha insistido en que Más Madrid votará en contra de la Ordenanza, ya que no garantiza un espacio público de calidad y accesible, no garantiza el descanso vecinal, no da seguridad jurídica a la hostelería y no equilibra los perjuicios a los comerciantes 
     
  • Entre las principales enmiendas presentadas figuran las siguientes: ordenar el espacio público, autorizar menos elementos fijos; regular las terrazas en bandas de aparcamiento en seis meses y definir las zonas saturadas de manera consensuada; y no autorizar ningún elemento de calefacción 
  • De las 54 enmiendas parciales (además de la enmienda a la totalidad), “solo hemos recibido respuesta a dos, la retirada de los food trucks del texto y la ordenación de terrazas en zonas de soportales”, una muestra más de que no ha habido la más mínima intención de llegar a un consenso con la oposición 
Terraza en Madrid

Madrid,  17 enero 2022 

La primera fuerza política de la ciudad de Madrid ha vuelto a reprochar al Gobierno municipal el “descontrol” que supone la modificación de la Ordenanza de Terrazas, que no resuelve los problemas existentes, así como la falta de negociación y consenso con comerciantes, vecinos y hosteleros. La portavoz de Más Madrid, Rita Maestre, ha insistido hoy en que, tal y como está el texto, su grupo -que presentó enmienda a la totalidad y 54 enmiendas parciales- votará en contra del mismo.  

Sobre una ordenanza de 50 artículos, Más Madrid ha enmendado más del 50% de la misma. Las enmiendas -ha detallado Rita Maestre, se han centrado en garantizar que se escuchara a vecinos y comerciantes; en la ordenación del espacio público, definiendo criterios claros para instalar las terrazas, de manera que se garantizara la accesibilidad; en plantear la autorización de menos elementos permanentes o fijos en la acera (veladores, mesas auxiliares, por ejemplo); y respecto a los elementos de calefacción el grupo municipal pide que no se autoricen ni estufas eléctricas ni de gas, ya que no se debe calefactar el ambiente, dado el “desperdicio energético” que supone.  
 
Una muestra más de que no ha habido  “la más mínima negociación, ni siquiera el intento” por parte del Gobierno municipal para llegar a un consenso en la última fase de tramitación de la Ordenanza de Terrazas es que de las 54 enmiendas, “solo hemos recibido respuesta a dos, la retirada de los food trucks del texto y la ordenación de terrazas en zonas de soportales”.  
 
Las enmiendas más destacadas 

1.- Ordenación del espacio público 
Las condiciones para poder implantar una terraza tienen que pasar por la ampliación de las distancias mínimas a los elementos urbanos y garantizando criterios de accesibilidad. Se plantea una ocupación máxima de m2 de terrazas en cada tramo de calle (tramo entre cruces) que no pueda superar el 15% de la superficie total de la acera en cada uno de los tramos. Y que las terrazas no puedan superar la mitad del ancho de la acera en la que se encuentran. Por ejemplo, en el barrio de Ibiza algunos tramos de calle muy saturados tienen las siguientes ocupaciones de acera: bulevar Ibiza, un 41%; Menéndez Pelayo, el 19%; Narváez, 18%.  

2.- Reducción de elementos autorizables 
Sobre todo, elementos permanentes o fijos, tipo veladores o mesitas auxiliares, de manera que solo se autoricen en calles, plazas o  espacios abiertos. Estos elementos, además de cumplir todas las condiciones presentes en la ordenanza, deben colocarse, al menos, a 10 metros de cualquier edificio residencial y dejar un paso libre de seis metros. 

3.- Bandas de aparcamiento 
Más Madrid reclama que la instalación de terrazas en bandas de aparcamiento se regule en el plazo de seis meses, atendiendo a las demandas de entidades vecinales y de comerciantes. Para ello se creará una mesa de trabajo con los grupos políticos y los diferentes sectores afectados, que analizará de manera consensuada las diferentes situaciones de las terrazas instaladas en bandas de aparcamiento y propondrá una ordenación aplicable a los diferentes casos de la ciudad.  
Debe quedar garantizada la ganancia de espacio para el tránsito peatonal, la limitación del número de terrazas conforme a lo que establezca la definición de las zonas saturadas, la suficiente dotación de plazas de aparcamiento para residentes en cada zona y la no superación de los niveles límite de ruido. 

4.- Zonas saturadas 
Esta mesa de trabajo que propone Más Madrid también tendría que abordar la definición de zona saturada de forma consensuada con todos los actores afectados. Se analizarán las diferentes zonas saturadas existentes en la ciudad, identificando sus causas, estableciendo indicadores que permitan su categorización y proponiendo medidas tanto preventivas como correctoras. 

5.- No autorizar ningún elemento de calefacción en el exterior. Ni estufas de gas ni calefactores eléctricos. Como fuerza ecologista, Más Madrid considera que deben eliminarse ya todos aquellos elementos que supongan un derroche de energía. Si nadie en su casa tiene la calefacción puesta y deja las ventanas o puertas abiertas, en el caso de los establecimientos de hostelería debe ser igual (de hecho, cualquier edificación y establecimiento tiene que garantizar unas condiciones de eficiencia energética, de aislamiento, para obtener licencia). En definitiva, nada de elementos que impliquen calefactar el medio ambiente y derrochar energía. / 

Menú