Tiempo de cuidarnos

Por Loreto Arenillas, portavoz de Más Madrid en la Comisión de Mujer de la Asamblea

Durante las crisis sale lo peor y lo mejor de una sociedad. Hemos visto cómo algunos políticos utilizaban una situación extrema para tirarse dardos envenenados los unos a los otros estando más preocupados por la ganancia electoral que por la situación de vulnerabilidad de miles de ciudadanos y ciudadanas, pero también hemos visto como varios cientos de personas ponían su tiempo y sus servicios de manera voluntaria a disponibilidad de las personas que no podían hacerse cargo de esta situación.

De este modo, y dejando al margen la irresponsabilidad de ciertos políticos, lo que emana de esta crisis es la absoluta falta de políticas de cuidados en este país. La mayor preocupación que se traslada en los grupos de WhatsApp, después del contagio, es cómo poder hacerse cargo de todos los cuidados que requiere una persona infectada, una persona vulnerable, una persona mayor asustada o un niño o niña sin colegio. Sin mucha sorpresa estas preguntas y sus futuras soluciones no estaban en boca de los hombres sino que siempre eran formuladas por mujeres. Comprar, cocinar, limpiar, acompañar… miles de tareas invisibles que de pronto se visibilizan para mostrarnos lo lejos que esta España de tener resuelta socialmente la necesidad del cuidado.

Continúa leyendo este artículo en Huffington Post.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú