Más Madrid pide la retirada definitiva de la construcción del macroaparcamiento de Tres Olivos

  • La portavoz de la primera fuerza política de la capital, Rita Maestre, ha adelantado que Más Madrid defenderá en el Pleno de Cibeles del día 21 una proposición pidiendo la paralización definitiva del proyecto
  • Rita Maestre y las concejalas Pilar Perea y Esther Gómez han visitado la parcela donde el PP quiere construir un parking que no tiene nada de disuasorio, que provocará más atascos, ruido y contaminación, costará 15 millones, supondrá la tala de cerca de 70 árboles y que, además, ha generado un gran rechazo vecinal
  • Se ubicará junto a la estación de metro de Tres Olivos, es decir, en el interior de la ciudad, cuando los conductores ya han accedido a Madrid y han recorrido casi tres kilómetros a través de la M-607. “Si de algo disuade es de la sostenibilidad, la movilidad y la salud de la ciudadanía”, ha dicho Rita Maestre

Madrid, 8  julio de 2021

El aparcamiento ‘disuasorio’ de Tres Olivos no tiene nada de disuasorio, todo lo contrario, invita a entrar en la ciudad en coche. Su construcción provocará grandes atascos, ruido y contaminación. Costará 15 millones de euros e implicará talar 61 árboles de gran porte y trasplantar otros cinco. Y no ha sido sometido a ningún proceso de información pública. Son muchas las razones de peso para que este macroaparcamiento que, además, ha generado un enorme rechazo entre el vecindario de Fuencarral-El Pardo, no se construya. La portavoz de Más Madrid en el Ayuntamiento, Rita Maestre, ha adelantado hoy que la primera fuerza política de la ciudad defenderá una proposición en el Pleno de Cibeles del próximo día 21 de julio pidiendo la retirada definitiva del proyecto de aparcamiento disuasorio de Tres Olivos.

Rita Maestre y las concejalas Pilar Perea y Esther Gómez y vecinos de la Plataforma contra el aparcamiento disuasorio Tres Olivos han visitado hoy la parcela donde está prevista su construcción. Este parking no forma parte del Programa de Aparcamientos Disuasorios de 2016, ni del Plan A de Calidad del Aire, ni viene del mandato anterior, ha explicado la portavoz de Más Madrid. Es, junto con los de Mar de Cristal, Aravaca y Barajas, uno de los macroaparcamientos planificados por el actual Gobierno municipal dentro del avance de estrategia -pendiente de aprobación- Madrid 360, por lo que no ha sido sometido a ningún procedimiento de información pública.

Se trata de un macroparking de 464 plazas para coches y 14 para motos, que se ubicará en una parcela municipal próxima a la estación de metro de Tres Olivos, es decir, en el interior de la ciudad, cuando los usuarios del coche ya han accedido a Madrid y han recorrido casi tres kilómetros en ella a través de la M-607. 

“Solo es disuasorio para la sostenibilidad, la movilidad y la salud de la ciudadanía”, ha denunciado Rita Maestre. Y sería el tercer aparcamiento disuasorio del distrito de Fuencarral-El Pardo junto al nuevo de Pitis (en las primeras semanas apenas se ha usado y eso que se inauguró antes de que finalizara el curso escolar) y el que se planea construir en Paco de Lucía, ambos en zonas más periféricas y que cuentan con mayor oferta de transporte público, motivos por los que estaban incluidos en el PAD.

La decisión de construir Tres Olivos se adoptó en plena pandemia sin demanda previa ni estudios técnicos previos y las características del aparcamiento (número de plazas, construcción bajo rasante) se decidieron antes de elaborar el estudio de demanda. Estudio que se realiza a posteriori y que no demuestra que haya necesidad de construir el aparcamiento. 

El estudio de impacto sobre el tráfico no tiene en cuenta la congestión ya existente en la zona ni los efectos que tendría el aparcamiento y tampoco existe ningún análisis de impacto sobre la calidad de aire de la zona. La obra destruye una zona verde ya consolidada en la que existen 70  árboles, muchos de ellos de gran porte. 

Coste económico, para la movilidad y el medio ambiente y con fuerte rechazo vecinal

Por su parte, la concejala Esther Gómez ha remarcado que la construcción del aparcamiento proyectado va a suponer un coste para el Ayuntamiento de 15 millones de euros, obras durante 16 meses y la tala de 61 árboles y el trasplante de otros 5. “Todo ello, basándose en estudios de demanda y de impacto sumamente deficientes, que no han detectado la enorme afectación al tráfico que va a causar en una zona que ya soporta una elevada congestión y el hecho de que recientemente se ha abierto el parking disuasorio de Pitis”. 

Se trata de una actuación que no responde a sus necesidades reales de movilidad ni satisface las demandas históricas de la zona, como por ejemplo la conexión por transporte público con la estación de Cercanías de Fuencarral”, ha añadido Esther Gómez. Por eso Más Madrid pedirá que se retire con carácter definitivo el proyecto del aparcamiento disuasorio de Tres Olivos. 

La concejala Pilar Perea también ha sido tajante al respecto: “la lógica que sustenta un aparcamiento disuasorio es que debe estar lejos de la ciudad, es decir, ofrecer a la gente que deje el coche fuera y continuar su recorrido en el transporte público”. Algo que parece obvio, pero el proyecto de Tres Olivos va en contra de toda lógica, ya que “está en Madrid, invitando a entrar en coche a la ciudad”. 

Por no hablar, ha concluido la concejala de Más Madrid en Fuencarral-El Pardo que en el hipotético caso de que una persona decidiera utilizar el macroaparcamiento, para acceder al mismo tendría que atravesar un puente que tiene solo un carril por cada sentido y que desemboca en dos rotondas consecutivas, que ya están actualmente sobrecargadas de tráfico. Si en algún momento el aparcamiento tuviera simplemente un 25% de ocupación, el atasco sería monumental”.

La parcela donde se construirá el aparcamiento colinda (solo los separa una valla de cinco centímetros) con dos centros educativos: el Aleph-Tea, para niños y niñas con trastornos del espectro autista, y el Centro Ocupacional de personas con síndrome de Down. Ambos centros sufrirán las consecuencias no solo de la desaparición del espacio arbolado que utilizan para las salidas de su alumnado, del trasiego de coches y ruido que supondrá el parking, sino también los casi dos años de obras. Ambos centros desconocían por completo la existencia de este proyecto, otra muestra más de la opacidad con la que gestiona el PP la ciudad.

Una política de movilidad basada en los macroaparcamientos

Además de este macroparking, el Gobierno de Almeida tiene en marcha o planificados los siguientes: 

.-Aravaca: donde se ha proyectado un edificio de 10 millones de euros que contará con cinco plantas, tres de ellas en altura, para albergar 925 plazas; 

.- Hortaleza Mar de Cristal: aquí se proyecta un macroparking de 279 plazas. La posible ubicación que se maneja estaba destinada a albergar una plaza cívica. Su presupuesto estimado es de 2,2 millones de euros.

.- También se han previsto dos macroparkings de uso rotacional en el Hospital Niño Jesús y en Menéndez Pelayo, bajo el parque de El Retiro. Estos contarán con 800 y 1.000 plazas respectivamente. 

.- Y el macroaparcamiento de Aviación Española, para 372 plazas y con un coste de 7,4 millones de euros. Si bien estaba contemplado en el PAD como solución para reequilibrar el reparto modal una vez que se ejecutara el proyecto de la Vía Urbana del paseo de Extremadura, con el proyecto de soterramiento de la A-5 que ha impulsado el actual Gobierno municipal, este parking carece ahora de la finalidad que se previó en el PAD, por lo que se ha planteado con uso mixto disuasorio y residencial.  /

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú