fbpx

Rita Maestre exige a Almeida que proteja a los escolares de la contaminación que sufren en los colegios

  • Más Madrid ha iniciado una serie de mediciones de partículas en suspensión a la entrada y salida de los centros educativos en el marco de su campaña, iniciada en 2021, por unos entornos escolares saludables y seguros, ante la inacción del Gobierno de Almeida
  • La líder de la oposición en Madrid, Rita Maestre, ha estado hoy en el CEIP Palacio Valdés de Centro, uno de los colegios más afectados por la contaminación, donde ha insistido en su propuesta de ampliar Madrid Central a todo el interior de la M-30: así se reducirían entre un 25 y un 40% los vehículos que circulan por el paseo del Prado, donde está el colegio
  • Rita Maestre ha vuelto a exigir a Almeida, “que deniega cortes de tráfico a la entrada y salida de los colegios o que ni siquiera responde a las peticiones de los centros”, que deje de perder el tiempo y que actúe de una vez por todas, adoptando medidas eficaces contra la contaminación: “está en juego la salud de los más pequeños, que son más vulnerables”
Rita Maestre en la puerta del CEIP Palacio Valdés, en el paseo del Prado, uno de los más afectados por la contaminación
Rita Maestre y Carolina Pulido sobre contaminación en los colegios

La contaminación supone un enorme riesgo para la salud de los miles de escolares que cada día acuden a sus centros educativos en la ciudad de Madrid, ya que sus pulmones, todavía en desarrollo, son mucho más vulnerables que los de los adultos a las partículas en suspensión. Añadido a esto, y con un Gobierno municipal sumido en la inacción y el retroceso en materia de protección ambiental y de la salud, Madrid ostenta el terrible primer puesto entre las capitales europeas con más fallecimientos anuales por contaminación. La portavoz de la primera fuerza política de la ciudad, Rita Maestre, la concejala Carolina Pulido y el concejal José Luis Nieto han estado hoy en el CEIP Palacio Valdés, en el paseo del Prado 38, midiendo las partículas en suspensión a la hora de entrada al centro.

Este colegio es uno de los que sufre más contaminación de Madrid. El grupo municipal de Más Madrid lleva dos años y medio reclamando y proponiendo al Gobierno de Almeida medidas eficaces contra la contaminación y exigiendo en todas las instancias que el alcalde no retroceda en políticas medioambientales, “está en juego la salud de todas y todos, especialmente la de los más pequeños”.

Precisamente por eso, Más Madrid ha acudido hoy a la hora de entrada de los escolares al Palacio Valdés para realizar mediciones. “Y hemos constatado que, a la hora de llegada del alumnado, el índice de acumulación de las partículas finas (PM 2,5), supera de forma amplia el umbral que la OMS considera admisible”, ha subrayado la líder de la oposición en Madrid. Concretamente, en partículas finas, el umbral que marca la OMS es de 15 µg/m3.

Rita Maestre ha recordado la campaña iniciada por la fuerza mayoritaria en la ciudad en 2021 –en colaboración con las comunidades educativas de todos los distritos- para hacer de los entornos escolares espacios saludables y seguros, con propuestas de cortes de tráfico a la entrada y la salida de los centros, limitando la velocidad a 20 km/, peatonalizaciones permanentes y la pacificación de las zonas aleñadas.

La líder de Más Madrid ha recordado, además, que la Ley de Cambio Climático española tiene entre sus objetivos reducir la contaminación y presta una especial atención a los entornos escolares, a los caminos seguros. Maestre ha insistido en que los niños y niñas padecen con mayor intensidad que los adultos los altos niveles de contaminación: más coches circulando equivalen a un efecto directo negativo en su salud.

“Sin embargo, a pesar de todas las llamadas de atención, a pesar de las elevadas cifras de contaminación, que Madrid incumple las recomendaciones de la OMS y los niveles que establece la Unión Europea, Almeida no hace nada, salvo ir en contra de lo que están haciendo el resto de ciudades europeas, que sí están transformando los entornos urbanos para hacer de ellos lugares más sanos, más verdes y más sostenibles”, ha denunciado Rita Maestre.

La contaminación por dióxido de nitrógeno (NO2) se está incrementando en la capital desde diciembre, a pesar del parón en la actividad a causa de la pandemia, lo que confirma que las medidas de Almeida no funcionan y que de hecho suponen un retroceso con respecto al Plan A de Calidad del Aire y Madrid Central.  Son medidas ineficaces y poco valientes, lo que se traduce en que todas las estaciones de medición superaron el Valor Límite Anual en enero, excepto las de zonas verdes, y excedieron ampliamente el valor recomendado por la OMS para la protección de la salud. Además, se están incumpliendo los niveles marcados por la Unión Europea.   

La fuerza mayoritaria en la capital ha recordado que su propuesta en este sentido pasaba por una verdadera ampliación de Madrid Central, una restricción seria del acceso a la almendra central, al interior de la M-30.

Esta medida, a la que el alcalde se opuso -ha incidido la portavoz- supondría una reducción de entre un 25% y un 40% de los vehículos que actualmente circulan por el paseo del Prado, donde se ubica el CEIP Palacio Valdés. Un paseo que vio peligrar su declaración como Patrimonio Mundial de la Unesco tras el informe de ICOMOS, que alertaba sobre la contaminación como un problema grave de la candidatura.

Un Gobierno que no responde y que deniega cortes de tráfico

Por su parte, la concejala Carolina Pulido ha expresado la preocupación de Más Madrid por la elevada siniestralidad el pasado año: “En la ciudad de Madrid, los atropellos son una de las principales causas de muerte en accidentes de tráfico desde hace ya varios años”, por lo que es prioritaria la pacificación de los entornos escolares. De hecho, en 2020  hubo 14.168 los accidentes de tráfico en Madrid, de los que 947 fueron atropellos, con 1.006 heridos y 12 personas fallecidas.  También por los graves efectos de la contaminación en la salud y desarrollo de los niños y niñas, Más Madrid lleva meses trabajando con las asociaciones de familias, padres y madres de colegios de toda la ciudad y solicitando una reducción de la velocidad, cortes temporales de tráfico y medidas de pacificación.

Son medidas imprescindibles a las que el Gobierno municipal hace caso omiso, ha criticado Más Madrid: el Área de Medio Ambiente y Movilidad ha denegado de manera explícita dos cortes de tráfico en la entrada y salida de dos centros educativos, en lugares en los que es visiblemente sencillo realizar este tipo de interrupciones a la circulación: la Escuela Infantil Lolo Rico (Centro) y el CEIP Ciudad Pegaso (San Blas-Canillejas). Además de estas negativas, “tenemos constancia de que hay un elevado número de centros que no ha obtenido respuesta a sus solicitudes de mejora y pacificación de su entorno y accesos”.

A iniciativa de la formación que lidera Rita Maestre se aprobó una enmienda en la nueva Ordenanza de Movilidad de Madrid para que todas las vías en las que haya un centro educativo (colegio, escuela infantil…) sean consideradas calles escolares en las que los vehículos no puedan sobrepasar los 20 kilómetros por hora. En diciembre pasado, Más Madrid inicio una campaña de mediciones de velocidad en la entrada de varios centros escolares y comprobó que, no solo no se cumplían los 20km/h, sino que los coches pasan a más de 40 y a más de 50km/h.  Sin embargo, el Gobierno de Almeida no ha señalizado nada.

Un alcalde que también desoye a los expertos

Un prestigioso estudio publicado por The Lancet hace un año señalaba que Madrid es la ciudad europea con más muertes prematuras causadas por la contaminación al año. Solo en la ciudad de Madrid el NO2 causa 2.010 muertes prematuras al año (2.380 en el área metropolitana), lo que supone hasta 7% de la mortalidad natural, según los autores del estudio. En relación a las partículas finas (PM 2,5), el otro contaminante del estudio, Madrid se encuentra en mitad de la tabla, en el número 551. Este contaminante provoca 1.693 muertes prematuras al año (2.179 en el área metropolitana). En Londres, por ejemplo, su alcalde ha anunciado campañas de medición de calidad del aire en los colegios.

Y otro estudio realizado por IS Global Barcelona demuestra que durante el trayecto de casa a la escuela y regreso, un niño o niña gasta el 6% del tiempo de su jornada de media y, sin embargo, se expone a un 20% de la contaminación a la que se expondrá durante todo el día

En la ciudad de Madrid hay 1.105 centros educativos: 141 escuelas infantiles; 565 colegios de Educación Infantil y Primaria; y 399 centros que imparten Educación Secundaria Obligatoria. /
 

Menú